Navigation Menu+

Lectoaperitivos de versos absurdos loables pericotables

post107

LA MADRE LOABLE

Esta era una madre loable

pericotable, tarantantable

que tenía cuatro hijos

Tijo, Cotijo, Petijo y Tarantantijo.

Un día la madre loable pericotable, tarantantable

llamó a sus cuatro hijos

Tijo, Cotijo, Petijo y Tarantantijo

y los mandó al monte Godonte, Pericontante, Tarantantante

a buscar una liebre, godiebre, pericotiebre, tarantantiebre.

Fueron los cuatro hijos

Tijo, Cotijo, Petijo y Tarantantijo

y trajeron la liebre godiebre, pericotiebre, tarantantiebre.

Esta es la historia de la madre loable,

pericotable, tarantantable

que tenía cuatro hijos

Tijo, Cotijo, Petijo y Tarantantijo.

LA MADRE GODABLE

Esta era una madre

godable, pericotable y tarantantable

que tenía un hijo

godijo, pericotito y tarantantijo.

Un día le dijo al hijo

godijo, pericotito y tarantantijo

que fuera al monte godonte, pericotonte y tarantantonte

a buscar una liebre godiebre, pericoliebre y tarantantiebre

que estaba enferma

goderma, pericoterma y tarantanterma.

Vino un gato

gotazo, pericotazo y tarantantazo

y se comió la liebre

godiebre, pericoliebre y tarantantiebre

que estaba en la cocina

godina, petina y tarantantina

y éste es el cuento, señores

de una madre

godable, pericotable y tarantantable

que tenía un hijo

godijo, pericotito y tarantantijo.

LA MADRE GODADRE Y EL HIJO GODIJO

Había una madre godadre, pericotadre y tantarantadre

que tenía un hijo godijo, pericotijo y tantarantijo.

Un día la madre godadre, pericotadre y tantarantadre

le dijo a su hijo godijo, pericotijo y tantarantijo:

“Hijo godijo, pericotijo y tantarantijo,

tráeme la liebre godiebre, pericotiebre y tantarantiebre

del monte godonte, pericotonte y tantarantonte.”

Así el hijo godijo, pericotijo y tantarantijo

fue al monte godonte, pericotonte y tantarantonte

a traer la liebre godiebre, pericotiebre y tantarantiebre.

 ♦

LOS GATOS

Esta era una gata

tan hética, pelética, pilín, pimpética,

pelética, peluda, pilín, pimpuda,

peluda, pelética.

Si no fuera por la gata

tan hética, pelética, pilín, pimpética,

pelética, peluda, pilín, pimpuda,

peluda, pelética

los gatitos no serían

tan héticos, peléticos, pilín, pimpéticos,

peléticos, peludos, pilín, pimpudos

peludos, peléticos.

EL CUENTO

¿Quieres que te cuente un cuento

verento, verento

tico, tico, tento del pompo volá?

Esta era una vieja, vireja, vireja

tico, tico, teja del pompo volá

que tenía tres hijos, vivijos, vivijos

tico, tico, tijos del pompo volá

uno iba a la escuela, viruela, ciruela

tico, tico, tuela del pompo volá

otro iba de viaje, viraje, viraje

tico, tico, taje del pompo volá

otro iba de estudio, virudio, virudio

tico, tico, tudio del pompo volá

el padre era bombero, vivero, vivero

tico, tico, tero del pompo volá

la tía era modista, virista, virista

tico, tico tista del pompo volá

todos se murieron, vivieron, vivieron

tico, tico teron del pompo volá.

HABÍA UNA VIEJA

Había una vieja

virueja virueja

de pico pico tueja

de Pomporirá.

Tenía tres hijos

virijos virijos

de pico pico tijo

de Pomporirá.

Uno iba a la escuela

viruela viruela

de pico pico tuela

de Pomporirá.

Otro iba al estudio

virudio virudio

de pico pico tudio

de Pomporirá.

Otro iba al colegio

viregio viregio

de pico pico tegio

de Pomporirá.

Aquí termina el cuento

viruento viruento

de pico pico tuento

de Pomporirá.

UNA PÁJARA PECA

Una pájara peca, meca, derga, andorga,

cucurruchaca, coja y sorda,

tiene unos pajaritos pecos, mecos, dergos,

andorgos, cucurruchacos, cojos y sordos,

si esta pájara no fuera peca, meca, andorga,

cucurruchaca, coja y sorda,

no tendría los pajaritos pecos, mecos, dergos,

andorgos, cucuruchacos, cojos y sordos.

LA GALLINA PINTA I

Tengo una gallina pinta

piririnca pririranca,

con sus pollitos pintos,

piririncos, pirirancos.

Si ella no fuera pinta,

piririnca pririranca,

no criaría los pollitos pintos

piririncos pririrancos.

O bien…

Si esta gallina no fuera:

pinta, piririnca, piriranca

rubia y titiblanca

no criara pollitos pintos

piririncos, pirirancos

rubios y titiblancos.

LA GALLINA PINTA II

Tengo una gallina pinta, pipiripinta, gorda,

pipirigorda, pipiripintiva y sorda,

que tiene tres pollitos pintos, pipiripintos, gordos,

pipirigordos, pipiripintivos y sordos.

Si la gallina no fuera pinta, pipiripinta, gorda,

pipirigorda, pipiripintiva y sorda,

los pollitos no serían pintos, pipiripintos, gordos,

pipirigordos, pipiripintivos y sordos.

TENGO UNA GALLINA

Tengo una gallina

pitrinca, pitranca

piti, bili, blanca.

Si la gallina

pitrinca, pitranca

piti, bili, blanca

se muriera

¿qué harían los pollitos

piti, bili blancos?

TENGO UNA GALLINA HÉTICA

 Tengo una gallina hética,

pendética, pelambrética,

con las plumas pelúas

y el copete copetudito.

Como la gallina era hética,

pendética, pelambrética,

con las plumas pelúas

y el copete copetudito,

los pollitos nacieron héticos,

pendéticos, pelambréticos,

con las plumas pelúas

y el copete copetudito.

(hética:  RAE  1. adj. tísico (‖ que padece de tisis). U. t. c. s.  2. adj. Perteneciente o relativo a esta clase de enfermos.  3. adj. Muy flaco y casi en los huesos. U. t. c. s.)

  ♦

LA CABRITILLA HÉTICA

Una cabritilla hética,

palética, muda, peluda

y pararampampluda,

parió siete cabritillas héticas,

paléticas, mudas, peludas

y pararampampludas.

Si no hubiera sido por la

cabritilla hética,

palética, muda,

peluda y pararampampluda,

no habrían nacido siete cabritillas héticas,

paléticas, mudas, peludas

y pararampampludas.

UNA CABRA HÉTICA PELÉTICA

Una cabra hética pelética,

palam palambética,

tuvo a sus cabritos

héticos peléticos,

palam palambéticos.

si la cabra no hubiera sido

hética pelética,

palam palambética,

 los cabritos no hubieran nacido

héticos peléticos,

palam palambéticos.

UNA CABRA PERLÉTICA

Por ese monte arriba

va una cabra

hética, perlética, perleticuda,

mochicalva y hocicuda.

Si esta cabra no fuera

hética, perlética, perleticuda,

mochicalva y hocicuda,

no tendría hijitos

héticos, perléticos, perleticudos,

mochicalvos y hocicudos.

LA GATA HÉTICA

Yo tenía una gata hética,

pelética, pelada, peluda,

con rabo lanudo,

que tenía tres gatos

héticos, peléticos,

pelados, peludos, con rabos lanudos.

Si la gata no fuera hética,

pelética, pelada, peluda,

con rabo lanudo,

los gatitos no serían

héticos, peléticos,

pelados, peludos, con rabos lanudos.

LA NIÑA QUE QUIERE A UN PÁTICO

La niña que quiere a un pático

es cochina y come bárrico

tiene estómago de pérrica

y entrañas de marisápica.

Por lo pisiútico, por lo flemático

por lo honorífico y aristocrático.

A mí me llaman el tóntico

el tonto de mi lugárico

todos comen trabajándico

yo como sin trabajárico.

En los tiempos apostólicos

los hombres eran barbáricos

subían a los arbólicos

y mataban a los pajáricos.

Por lo pisiútico, por lo flemático

por lo honorífico y aristocrático.

ESTABA LA BRUJIBRAJA

Estaba la brujibraja

arriba de un árbol seco

con siete brujibrajitos

me embrujó la brujibraja.

ESTABA LA CABRA CABRATIS

Estaba la cabra cabratis

subida a una peña peñatis,

vino el lobo lobatis

y le dijo a la cabra cabratis:

—Cabra cabratis,

baja bajatis

de la peña peñatis.

—No, amigo lobatis,

que si bajo bajatis

me agarras agarratis

del galgarranatis.

—Que es viernes viernatis

y no come carne carnatis.

Bajó la cabra cabratis

de la peña peñatis

y el lobo lobatis

la agarró del galgarranatis.

—¡Amigo lobatis!

¿No decías que es viernes viernatis

y no comías carne carnatis?

—Cabra cabratis,

a necesidatis

no hay pecatis.

DOÑA CUCHÍBRICA

Doña Cuchíbrica

se cortó el débrico

con la tijérica

del zapatébrico.

El zapatébrico

se la curó

con mantequíbrica

de la mejor.

¿A qué saltas tú?

Allá arriba no sé dónde,

en casa número tanto,

se vende no sé qué cosa

y vale yo no sé cuánto.

Mire usted con la gracia

que mira el tuerto,

con un ojo cerrado

y el otro abierto.

La vaca es un animal

todo forrado de cuero,

tiene las patas tan largas

que le llegan hasta el suelo.

Un navío, dos navíos,

tres navíos por el mar;

si hubiera cuatro navíos,

habría un navío más.

Anda, dile a mi comadre,

que me preste su fusil,

para matar a esta pulga

que no me deja dormir.

Anda, dile a mi comadre

que me preste su bozal,

para embozalar una pulga

que me ha venido a picar.

Negro Falucho,

revienta cartuchos.

Va al almacén,

pide la yapa,

no se la dan,

va a la cocina,

rompe los platos

y les echa la culpa

a todos los gatos.

El tonto de mi vecino

cuando se va a trabajar,

en la bolsa pone el vino

y en la botella, el pan.

El señor Perico

mató a su mujer,

la hizo chorizo

y la puso a vender.

Nadie la compró

porque era de ayer.

Cuando Dios hizo este mundo,

hizo los hombres de barro,

pero para hacerlo a usted

¡tuvo que raspar el tarro!

En mi casa hay un gato

muy diferente,

dentro de la boca,

tiene los dientes.

En mi casa hay un patio

muy particular,

cuando llueve se moja

como todos los demás.

Doña Díriga, Dáriga, Dóriga,

trompa pitáriga,

tiene unos guantes

de pellejo de záriga,

zíriga, zóriga,

trompa pitáriga.

Ésta era una viejecita

de fondaniquita, caracatuita:

estaba barriendo su puertecita

de fondaniquita, caracatuita.

Vino un mozo de Jon,

de fondanicón, caracatucón.

Le dijo:  —Buena viejecita

de fontaniquita, caracatuita,

¿me quiere guardar esta liebrecita,

de fontaniquita, caracatuita?

—Si, buen mozo Jon,

de fondanicón, caracatucón.

Te guardaré la liebrecita,

de fontaniquita, caracatuita,

de fondanicón, caracatucón.

Mabomba y bombó

chaqui, chaqui, chaqui,

mabimba, mabomba y bombó,

charaqui paquitiquitipán.

Doña Panchívida

se cortó un dévido

con el cuchívido

del zapatévido.

Y su marívido

se puso brávido

porque el cuchívido

estaba afilávido.

¿Aportes? ¿Comentarios acerca de estos lectoaperitivos? Por favor, déjalos aquí: