Navigation Menu+

¡Puras mentiras, patrañas y absurdos de autor conocido!

post063

LA LUNA Y EL SOL

En la falda de aquel cerro

se ha despeñado una hormiga,

y si no me creen señores,

aquí traigo una costilla.

Todas las aves me gustan,

pero más me gusta el cuervo:

corbata de seda blanca,

vestido de raso negro.

Yo tenía un sombrerito

que la copa no tenía;

cada vez que galopaba

de corbata me servía.

Por el ojo de una aguja

pasó un avestruz corriendo;

y si no me quieren creer

un ciego lo estuvo viendo.

 

Rafael Jijena Sánchez

Argentina

VAMOS A CONTAR MENTIRAS

-Yo sé que hubo un día

de raros prodigios:

El sol era azul

y el cielo amarillo.

Los árboles eran

de color de rosa,

negra la azucena

y la hierba roja.

Rotos arcoiris

las aguas del río

y en ellos nadaban

locos pajarillos

mientras, por el aire,

los peces volaban

y las mariposas

andaban a gatas

por sendas torcidas

con polvo de plata…

Bicho diminuto

era el elefante

el águila humilde,

la pulga gigante,

rauda la tortuga,

lenta la gacela;

miel daba la víbora,

veneno la abeja…

La fiera oveja

no los devoraba,

néctar de las flores

los tigres libaban.

En cuanto a la grulla…

-¿Dónde ocurrió eso?

-No lo he visto nunca.

Ángela Figueroa Aymerich

España

No sé qué tan mentiras, patrañas o absurdos son estos versos de la Violeta… Aquí se los dejo para disfrutar y reflexionar…

EL DIABLO EN EL PARAÍSO

El hombre se come el pasto

el burro los caramelos

la nieta manda al abuelo

y la sota al rey de bastos;

el agua la llevo en canasto

me duermo debajo ‘el catre

todo lo endulzo con natre

bailo en la tumba del muerto,

mentira todo lo cierto

gritaba desnudo un sastre.

Los pajes son coronados

los reyes friegan el piso

el diablo en el Paraíso

y presos van los soldados;

se perdonan los pecados

fusilamiento de jueces

en seco nadan los peces

será un acabo de mundo

cuando en los mares profundos

las arboledas florecen.

Los justos andan con grillos

y libres van los perversos;

noventa cobres un peso

seiscientos gramos un kilo,

los futres andan pililos

los gordos son raquiticos [sic]

brincaba un paralitico [sic]

sobre un filudo machete

ocho por tres veintisiete

divide un matematico [sic].

De asiento tienen el piano

tocan música en la silla

Caín es la maravilla

para el Abel de su hermano;

la suegra besa la mano

de su nuera aborrecía [sic]

muerto ‘e la risa Jeremías

se acuesta el perro en la cuna

debajo e’ la blanca luna

la guagua hasta el otro día.

Aquí termina el ejemplo

fue por el mundo al revés

y con la venia de usted

al teatro lo llaman templo

con fineza te contemplo

dice el bandido a su presa

es más hereje el que reza

los viejos van a la escuela

los niños a la rayuela

ya nadie tiene cabeza.

Violeta Parra

Chile

(futre:  RAE 2. m. And. y Am. Mer. Persona vestida con atildamiento.  pililo:  RAE 1. m. y f. Arg. y Chile. Persona andrajosa y sucia.  guagua:  RAE (Del quechua wáwa). 1. f. Á. Andes Niño de pecho. En Ecuador, u. c. com.   rayuela:  RAE 1. f. Juego en el que, tirando monedas o tejos a una raya hecha en el suelo y a cierta distancia, gana quien la toca o más se acerca a ella.)

Estos versos que son canto se entonan así.  Escuchemos la versión de la folclorista e investigadora chilena, Charo Cofré:

¿ES UNA VACA?

Es una vaca

muy tontiloca,

no tiene cuernos

no tiene boca.

Sacarle leche

nunca se ha podido

porque la vaca

no la ha tenido.

Llevarla al campo

es imposible

porque sus patas

son invisibles.

Espantar las moscas

ella no pudo

porque la cola

jamás la tuvo.

Este es el cuento

que terminó

porque la vaca

ya se voló.

Mónica Ziliani Cárcamo

Chile

EL MUNDO AL REVÉS

La tienda “El Mundo al Revés”

compra a cuatro y vende a tres.

Consigue así tal clientela

que vende que se las pela,

por eso cuesta un horror

llegar hasta el mostrador,

y el parroquiano apurado

compra todo equivocado.

La tortuga, siempre quieta,

lleva una motocicleta.

La Hormiga, no la cigarra,

se ha comprado una guitarra,

y la Cigarra adquiría

-a plazos- una alcancía.

¿Para qué querrá una silla,

si no descansa, esta Ardilla?

Un tigre con mucha prisa

exigió un libro de misa

y el fiero lobo estepario

cuatro cirios y un rosario.

Este gallo, por señora,

eligió una incubadora

y el Pato hace un chiste malo:

pide una pata… de palo.

El Perezoso, ¡qué horror!

hoy usa despertador,

y el pacífico Cordero

un laque de cogotero.

Un cangurú saltarín

adquirió allí un trampolín.

-¿Un peso el cuello? ¡Qué estafa!-

protestaba la Jirafa.

Por si son cortos sus trancos

pidió la Cigüeña zancos,

y el Oso -es pura verdad-

un manual de urbanidad.

La Cebra, ¿no te desmayas?

se encargó un vestido a rayas.

La Liebre salió algo inquieta

llevándose una escopeta.

La Tórtola arrulladora

quiso una ametralladora,

y el Rinoceronte fiero

pues eligió un sonajero.

El Burro (sin comentario)

diez tomos de diccionario.

Una Polilla muy fina

entró a comprar naftalina.

La Foca de modo extraño

probóse un traje de baño.

Entró una Ratón a deshora

pidiendo un Gato de Angora,

 y un Ciempiés al poco rato

se llevó un solo zapato.

Llega un bisonte, arremete

y sólo quiere un chupete,

y en cambio el Conejo grita

que le vendan dinamita,

quiere el Elefante, en fin,

que el entreguen un violín.

Como ya no hay quién se entienda

cambian de nombre a la tienda.

Marta Brunet

Chile

UNA CASA COMO HAY POCAS

¡Qué ostentosa que es doña Irene:

una casa tan, tan grande tiene

que cuesta creer,

pues empieza ayer

y termina el año que viene!

Elsa Bornemann

Argentina

UN PELO SE ME PERDIÓ

Caminando por la calle

un pelo se me perdió

y el mocito que lo tiene

un buen cinto se tejió.

Laura Devetach

Argentina

¿Aportes? ¿Comentarios acerca de estos lectoaperitivos? Por favor, déjalos aquí: