Navigation Menu+

Lectoaperitivos de colorín colorado…

post_jere2

Colorín, colorado

este cuento se ha acabado

pasó por un zapatito roto

para mañana contarte otro.

Colorín, colorado

este cuento se ha acabado.

Pasó por un zapatito roto

para que otro día les cuente otro.

Un aporte que nos dejó Marisa Alonso en los comentarios el 9 de noviembre de 2013:

Y colorín colorado

este cuento se ha acabado.

Y colorado colorín

el cuento llega a su fin.

Y fueron muy felices

comiendo perdices.

Fueron felices

comieron perdices,

a mí me dieron

con los huesos

en las narices…

Y fueron felices

comieron perdices

a mí no me dieron

porque yo no quise.

Este fue el cuento

de María Sarmiento

que se subió al tejado

y se la llevó el viento.

Y se acabó el cuento

y el viento se lo llevó

cuando lo vuelva a encontrar

te lo volveré a contar.

Y se acabó el cuento

y se lo llevó el viento,

por un agujero quiso pasar

se lo llevó el mar.

Se acabó el cuento

se lo llevó el viento,

y se fue

por el mar adentro.

Y aquí se acaba el cuento

que de la cordillera trajo el viento.

Y aquí se acabó el cuento

de Periquito Sarmiento

que estaba con la guatita al aire

y el potito al viento.

Y se acabó el cuento

se lo llevó el viento,

se coló por la puerta

de un convento,

nosotros nos quedamos afuera

y los frailes adentro.

Y aquí se acabó en cuento,

se lo llevó el viento,

se entró por la puerta de un convento.

Los frailes, que lo oyeron,

quedaron muy alegres,

los mochos y sirvientes

se cayeron de contentos.

Y se acabó el cuento,

se lo llevó el viento

para que más tarde

de uno se pueda

tener un ciento.

Tal como lo oyo repito,

y si le faltan al cuento las chacharachas,

es porque se las llevó el viento con gran alboroto.

Puede ser que a la vuelta de la página,

encuentren uno que nada le sobra y nada le falta

y que cuando lo lean me pidan otro.

Y aquí se acabó el cuento

se lo llevó el viento

se fue por la mar adentro

y pasó por una mata de porotos

para que Don Fulano nos cuente otro.

Y se acabó el cuento

se fue por la mar adentro,

pasó por una olla de porotos,

para que luego me cuente otro.

Y se acabó el cuento

y se lo llevó el viento,

enredadito en una matita de porotos

para que esta señorita

nos cuente otro.

Y se fueron a Rancagua

tomando chicha con agua.

Y se fueron a Valparaíso

para comer erizos.

Y se fueron a Melipilla

y se que quebraron una canilla.

Y se fueron a Renca

a comer pencas.

Y se fueron muy lejos

a comer cangrejos…

Albahaca y yerbabuena

el cuento pasó, pasó

almohadita de retamo

mi niña se durmió.

Albahaca y yerbaluisa

el cuento pasó y pasó

almohadita de retamo

mi niña ya se durmió.

Y como dice don Pepín,

este cuento llegó a su fin…

Y entonces

cataplán, cataplón

y cataplín, cataplín,

hemos llegado a su fin.

…Y voy por un caminito,

y voy por otro,

y si este cuento les gustó

mañana les cuento otro.

Y aquí se rompió una taza

y cada uno se fue a su casa.

Invento, inventado

el cuento está acabado.

Y ahora se acabó el cuento

alguien dice que la luna se lo llevó.

Y salta por un callejón

y cuéntame uno mejor.

 ♦

Y entró por un camino dorado

salió por otro plateado

cuéntame otro más agraciado.

 ♦

Y entró por un camino

salió por otro

quiero que me cuentes otro.

 ♦

Y se fueron por este camino

se volvieron por el otro,

y no se encontraron

ni uno ni otro.

Cuento contado

ya se ha acabado

por la chimenea

se fue al tejado.

Así lo contó Juan soldado,

y el cuento se ha acabado.

Bendito y alabado

el cuento está acabado.

Y se acabó el cuento,

y ya era tiempo,

porque salió muy largo

y los niños que me escuchan

de sueño no pueden más…

Aquí se acabó el cuento

que cada vez que lo cuento

se ríen hasta los muertos

y salen de los cajones

camino de Vichuquén,

a caballito en el tren,

comiéndose un buen pequén.

(pequén)

Muy “en chileno”…

Y se acaó el cuento

se lo lleó el viento

enre’aito en una matita e poroto

pa‘ que agora la señorita

me cuenti otro.

San Juan, San Juan

recibe lo que te dan,

será poco, será mucho

échale a tu costal.

Y se terminó el cuento

pasó por un zapatito roto

para que doña Mariquita

te cuente otro.

2 Comentarios

  1. Y colorín colorado
    este cuento se ha acabado.
    Y colorado colorín
    el cuento llega a su fin…

    ¡Felicidades!

    Un abrazo desde Segovia
    Marisa Alonso

    • Muchas gracias, Marisa, por este aporte! Todos son bienvenidos!
      Un abrazo,
      Astrid

¿Aportes? ¿Comentarios acerca de estos lectoaperitivos? Por favor, déjalos aquí: