Navigation Menu+

Lectoaperitivos de poemas al tic tac tic tac del tiempo…

post154

EL SEÑOR DEL RELOJ

Ese señor que tic

camina alrede tac

no se detiene re

ni se apresura loj

no se retrasa loj

no se adelanta re.

A menos que:

le dé cosquilla re

le agarre risa loj

tropiece en un minu

y pierda su bastón.

Cecilia Pisos

Argentina

LA MEDIANOCHE

Fina, la medianoche.

Oigo los nudos del rosal:

la savia empuja subiendo a la rosa.

Oigo

las rayas quemadas del tigre

real:  no le dejan dormir.

Oigo

la estrofa de uno,

y le crece en la noche

como la duna.

Oigo

a mi madre dormida

con dos alientos.

(Duermo yo en ella,

de cinco años.)

Oigo el Ródano

que baja y que me lleva como un padre

ciego de espuma ciega.

Y después nada oigo

sino que voy cayendo

en los muros de Arlés,

llenos de sol…

Gabriela Mistral

Chile

 ♦

Hay días que pasan

sin haber llegado.

Otros que no se van nunca.

Jorge Luján

Argentina

 ♦

Desde el comienzo del viaje

no ha hecho más que pasar

el paisaje.

Jorge Luján

Argentina

 ♦

LOS SIETE DÍAS

Hay en la escuela

siete niñitos:

Primero el Lunes,

flojo y dormido.

Segundo el Martes,

bueno y activo.

Tercero el Miércoles,

pasa jugando.

Cuarto es el Jueves,

serio y callado.

Quinto es el Viernes,

tranquilo y tímido.

Sexto es el Sábado,

¡el más lucido!

¡Por fin, Domingo

bello y querido!

Óscar Jara Azócar

Chile

TIC, TAC

Tic, tac.

¿Qué hora es?

¿Es antes

o es después?

¿Cuánto tiempo

es un ratito?

¿Cuánto falta

para ayer?

Mirta Goldberg

Argentina

SINFONÍA PEQUEÑA

Cascabel,

cascabelín.

para que duerma el lebrel

la luna pone un cojín,

campanón

campanería,

la noche roba un ropón

para vestirse de día,

violoncín,

violoncelo,

el sol deja su pañuelo

y se lleva su espadín,

campanolín,

campanada,

el pájaro cantarín

se bebe la madrugada.

Eunice Odio

Costa Rica

AHORA

Este es el tiempo.

El que no pasa

el que nos pesa,

la hora que nos pisa.

Ese latido de vida y de risa.

Ahora o nunca.

Vida o bruma.

María Rosa Serdio

España

COMPRENDERNOS

Tú dices en tu lengua un aire

y yo de tu mirada libo un tiempo.

Tú me acercas los lazos de los vientos

yo te regalo sonrisas sin tocarte.

Entonces la tarde se ha parado

y en la lengua de oro del silencio

se oyen pasos de musgo

que se paran discretos a mirarnos.

Saben, y nadie se los ha dicho,

que el momento del ahora, del hoy

pertenece al estado de lo eterno.

María Rosa Serdio

España

DE MAÑANA

Abrir el día con la secreta intención de la sorpresa.

Ir tomando, así, como si nada, lentamente

porque el tiempo así se dispone,

enredadas y plenas de conciencia,

las emociones simples del ahora.

María Rosa Serdio

España

CANCIÓN DE ENERO

Por la calzada

camina enero:

zapatos blancos,

sombrero negro.

Sombrero negro,

zapatos blancos,

por la calzada

viene cantando:

Yo soy enero,

el mes primero

y el año empieza

cuando yo llego

con mis zapatos

y mi sombrero,

¡yo soy enero!

Alegre y triste,

triste y contento

por la calzada

camina enero.

David Chericián

Cuba

LAS NIÑAS DEL DÍA

Amo a seis niñitas

toda la semana,

por magas, por bellas,

por buenas hermanas:

La niña del alba,

que el rocío hilvana…

la clara segunda

—la de la mañana—

que despierta calle,

pájaro y campana…

La del mediodía,

—luminosa hermana—

y ésa, de la siesta,

dulce y haragana…

La quinta, niñita

del atardecer,

que al sol siempre hace

desaparecer

y la de la noche

—querida negrita—

que —a upa de sueño—

mi casa visita.

Elsa Isabel Bornemann

Argentina

LA NOCHE II

Me gusta comer chocolate

y mirar sobre la almohada

cómo tejen puntillitas

las estrellas cuando laten.

La luna se está poniendo

un sobretodo azul mate

el sol la mira y la mira

y ella se ruboriza.

Nadie le dice:

estás bella!

pero se siente

divina como una estrella.

Corren cometas alados

dejando estelas de espumas

y se refleja en el cielo

el sapito en la laguna.

Canta la chicharra

en el naranjo del patio

y sale mamá rapidito

a decirle:” chist! despacio”

Juega en sueños

mi alma

con miles de

peces redondos.

Comienza a teñirse el cielo

con telarañas de flores

es que la aurora se viste

con vaporosos colores

Ya es la hora precisa

en que despierta la alondra

y canta y canta segura

cuando se acuesta la luna

Asoma Don Sol y

somnoliento pregunta

quién preparó la leche

con tan ricas medialunas.

Cristina Conti

Argentina

AZUL

Muy convencido estaba Raúl

 de encontrar en el color azul

 todos los secretos

 y los amuletos

 que la noche guarda en su baúl.

Anahí Flores

Argentina

LA RUEDA DE LOS MESES

La rueda de los meses la vamos a cantar;

si no la sabes, la vuelves a empezar:

—¿Quién es el uno? Enero nevado.

—¿Quién es el dos? Febrero alocado.

—¿Quién es el tres? Marzo ventoso.

—¿Quién es el cuatro? Abril lluvioso.

—¿Quién es el cinco? Mayo florido.

—¿Quién es el seis? Junio tranquilo.

—¿Quién es el siete? Julio caluroso.

—¿Quién es el ocho? Agosto generoso.

—¿Quién es el nueve? Septiembre dorado.

—¿Quién es el diez? Octubre sosegado.

—¿Quién es el once? Noviembre callado.

—¿Quién es el doce? Diciembre helado.

Carlos Reviejo

España

LOS MESES DEL AÑO

Comienza el año en enero,

febrerito es chiquitín,

marzo, el ventoso, le sigue,

ya no hace frío en abril.

En mayo todo florece,

junio es amigo del sol,

en julio cortan las mieses,

agosto, ¡cuánto calor!

Septiembre, lleno de frutas,

en octubre, siembran ya,

nieve en los altos, noviembre,

diciembre, el año se va…

Isabel Tobalina

España

Julio Jiménez Sánchez me ha permitido compartirles desde su blog este bello poema.  Sin perder tiempo, probemos…

LAS HORAS

Se van durmiendo las horas:

la una, las dos, las tres.

En la noche estrellada

sueñan las cuatro, las cinco, las seis.

Las siete bosteza,

las ocho despierta,

las nueve se mueve.

Las diez, las once, las doce.

Alegrías, miedos, caprichos,

sonrisas, colores, canciones.

La una otra vez

no quiere comer.

La dos de los juegos.

las tres del colegio.

Las cuatro, las cinco, las seis

con ruidos, tormentas, suspiros.

Las siete, empieza la calma;

las ocho, parpadean los ojos.

Las nueve se duerme…

Se duermen las horas:

las diez, las once, las doce…

El tiempo se muere

y parece que vive otra vez.

Luz del Olmo

España

PREGUNTAS A DESTIEMPO

Es el tiempo que me apura

o soy yo con mi locura

que lo corro sin poderlo alcanzar

es el tiempo el tirano

o soy yo con mi desgano

que no quiero a su ritmo marchar

Demos tiempo al tiempo

y las preguntas responderá

Si hay tiempo para todo

por qué todos de algún modo

sienten que el tiempo va a faltar

si el infinito existe

por qué el cuerpo se resiste

a disfrutar por temor a malgastar

Demos tiempo al tiempo

no deja dudas sin aclarar

El tiempo en relojes es un disparate

que se anota en hojitas de almanaques

hay un tiempo de comer

otro para ir a dormir

cuál es el tiempo de existir

si tras la aguja el mundo va a correr

Demos tiempo al tiempo

al detenerse devela la verdad

Ana Gracia Jaureguiberry

Argentina

TIEMPO

Tiempo: Fracción de vida,

torbellino inexpugnable,

¡Cómo ciñe tu brida!.

Cazador de vivencias,

maratoniano invencible,

¡Eres todo sapiencias!

Nos acompañas en el pasar,

nos acogiste en la vida,

con la muerte: ¿Nos vas a dejar?

Saricarmen

Chile

3:55 pm

Esta tarde

huele a mandarinas

y a naranjas.

¡Qué olores amarillos

y jugosos!

¡Qué redondos aromas

en las ramas!

5:25 pm

Jinete en una nube,

la lluvia se ha marchado.

El jardín está llenos de cristales

como estrellas de agua.

Es como un cielo verde

que está aquí abajo…

5:50 pm

En el país del aire

las nubes son montañas

y volcanes

que se escapan

del mapa de la tarde.

11:15 pm

En el mar de la noche

el búho

es un faro

de ojos oscuros.

Va guiando

los sueños que navegan

con su arrullo.

Y en su bote,

la luna lo acompaña

para que no se apague

su sol nocturno.

Mabel Morvillo

Argentina

NEGRA NOCHE

Abierta en canal

y a la intemperie

la negra noche

cubre caminos blancos

campos intercalados

agua a mares y océanos

encalados blancos sureños

grises ciudades apretadas

jornadas a tiempo completo

tiempos huérfanos de jornadas

claustros graves de piedra firme

gente cautiva entre paredes

perros callejeros sin dueño

prisas y ruidos que descansan

para empezar, de nuevo, mañana

camas de sábanas arrugadas

que avivan dolores y sufrimientos

anfitriona del llanto insuficiente

crujir de huesos y dientes

ocultando amantes de pretexto

despidiendo los últimos besos

aunando paces de guerras frías

tanto tiempo mantenidas

y a cada hora una campana

a lo lejos o tan cercana

que la hace más y más larga.

Manuel Navarro

España

TARDE

En la frente pensativa

de la cordillera que arde,

rompe sus rosas de fuego

la tarde.

Se va el día victorioso

marcando en fuego su estela,

y la tarde al mar sonoro

vuela.

Y junto con la campana

que el cielo ardido deshoja,

la noche llega como una

mariposa.

Róbinson Saavedra Gómez

Chile

MEDIANOCHE…

Medianoche

Pasa un hada

redonda y violeta

como una ciruela.

La noche es

un antiguo racimo

de estrellas.

Un pedazo de luna

rodando

en el descampado.

Laura Quirós

Argentina

AMÉ

Amé. Es incomprensible como el temblor de los álamos. Estoy extraviado pero yo sé que amé.

Yo vivía en un ser y su sangre se reunía con mi sangre y la música me envolvía y yo mismo era música.

Ahora,

¿quién es ciego en mis ojos?

Unas manos pasaban sobre mi rostro y envejecían lentamente. ¿Qué fue vivir entre heridas y sombras? ¿Quién fui en los brazos de mi madre, quién fui en mi propio corazón?

Únicamente he aprendido a desconocer y olvidar. Es extraño.

Todavía el amor

habita en el olvido.

Antonio Gamoneda

España

QUIZÁ

Tal vez la tarde ahora

te traiga algún recuerdo.

Hilo y aguja. Anuda.

Todo es del tiempo que se acerca de puntas

O se va lejos.

Hilo y aguja.

ve cosiendo

el silencio.

María Rosa Serdio

España

CON SU BLANCO ESCUDO

Con su blanco escudo

y sus dos espadas

siempre de ronda

el reloj de la sala.

Un, dos, tres,

hace la cuenta,

cuatro, cinco, seis,

y así hasta sesenta.

Él cumple su ronda

para que a cada hora

llegue justo a tiempo

el tiempo.

Un, dos, tres,

nunca se sienta,

cuatro, cinco, seis,

de nuevo sesenta.

Jorge Luján

Argentina

ÚLTIMO BRINDIS

Lo queramos o no

Sólo tenemos tres alternativas:

El ayer, el presente y el mañana.

Y ni siquiera tres

Porque como dice el filósofo

El ayer es ayer

Nos pertenece sólo en el recuerdo:

A la rosa que ya se deshojó

No se le puede sacar otro pétalo.

Las cartas por jugar

Son solamente dos:

El presente y el día de mañana.

Y ni siquiera dos

Porque es un hecho bien establecido

Que el presente no existe

Sino en la medida en que se hace pasado

Y ya pasó…

                                                      como la juventud.

En resumidas cuentas

Sólo nos va quedando el mañana:

Yo levanto mi copa

Por ese día que no llega nunca

Pero que es lo único

De lo que realmente disponemos.

Nicanor Parra

Chile

AÑO NUEVO, RETO MÁS ALTO

No nos sirve repetirnos

no nos conforma el paso trillado.

No queremos ya lo usado.

Queremos

creer más alto,

vivir más limpio,

sentir más verdadero.

Anhelamos

velas de libertad,

soledades amadas,

caminos ciertos.

No nos conforma

la palabra vacía,

la mano que se tiende floja,

la casa que guarda sus puertas

de la necesidad que callejea.

Y es Año Nuevo

nos informó hoy

la mujer del tiempo.

Pues… lo digo por eso.

María Rosa Serdio

España

DON AÑO

Mi nombre es Don Año.

Camino y camino…

¿Le resulta extraño?

Ése es mi destino.

Un número fijo

son mis doce hijos.

Usted los conoce

según me parece.

Sí, señor, son doce

mis hijos, los meses.

Son todos viajeros,

pero uno por vez:

Enero primero,

Febrero después.

Nunca están juntitos

mis doce retoños.

Marzo, despacito,

me viste de Otoño.

Abril vuelve a casa

si Marzo se fue;

y Mayo no pasa

(lo verá usted)

hata que se vaya

su hermanito mes.

Y Junio con botas

me trae a su amigo:

Pelo de Hojas Rotas

–Invierno le digo–.

Y Julio y Agosto,

montados en cientos

caballos de frío,

las patas al viento…

¡Estos hijos míos!

Septiembre presenta

su novia florida:

Dulce Primavera,

es verde su vida.

Llega Octubre luego

y tras él, Noviembre.

¡Un verano nuevo!

¡Regresa Diciembre!

Me acompaña, pero

un día se va

y retorna Enero,

mi hijo primero

de vuelta al hogar.

Siempre separados…

¿A usted le parece?,

vuelven a mi lado

mis hijos los meses.

Así es mi destino…

¿Le resulta extraño?

Camino y camino…

Mi nombre es Don Año.

Elsa Isabel Bornemann

Argentina

EN PUNTO

Nada se adelanta al día.

No pidamos nunca a ayer

la mañana de mañana

ni el pájaro primavera

antes de la nieve cana

ni la nueva luz primera

antes de su fecha exacta.

Hay un tiempo

que no acepta condiciones,

sólo esperas

o esperanzas.

María Rosa Serdio

España

HORAS

El villorrio.

Un tren detenido sobre el llano

En cada charco

                                                                                duermen las estrellas sordas

Y el agua tiembla

Cortinaje al viento

                                                                                       La noche cuelga en la arboleda

En el campanario florecido

Una gotera viva

                                                                        desangra las estrellas

De cuando en cuando

Las horas maduras

                                                                      caen sobre la vida.

Vicente Huidobro

Chile

RELOJ

Quiróptero

de una paciencia extraordinaria

no exenta de crueldad,

sobre todo

con los ajedrecistas y los novios.

Sin embargo

es cordial a las 3 menos 1/4

tanto como a las 9 y 15, los únicos momentos

en que estaría dispuesto a darnos un abrazo.

Nicolás Guillén

Cuba

¿Aportes? ¿Comentarios acerca de estos lectoaperitivos? Por favor, déjalos aquí: