Navigation Menu+

¡A cantar, a cantar! Canciones infantiles del folclor poético.

post111

LOS DIEZ PERRITOS

Yo tenía diez perritos

yo tenía diez perritos,

uno se murió en la nieve:

no me quedan más que nueve.

De los nueve que me quedaban,

de los nueve que me quedaban

uno se comió un bizcocho/uno se cayó al Mapocho:

no me quedan más que ocho.

De los ocho que me quedaban,

de los ocho que me quedaban

uno se voló en cohete/uno se rompió un cachete:

no me quedan más que siete.

De los siete que me quedaban,

de los siete que me quedaban

uno se lo llevó el rey/uno se quemó los pies:

no me quedan más que seis.

De los seis que me quedaban,

de los seis que me quedaban

uno se mató de un brinco:

no me quedan más que cinco.

De los cinco que me quedaban,

de los cinco que me quedaban

uno se arrancó al teatro:

no me quedan más que cuatro.

De los cuatro que me quedaban,

de los cuatro que me quedaban

uno se cayó al revés:

no me quedan más que tres.

De los tres que me quedaban,

de los tres que me quedaban

uno se murió de tos:

no me quedan más que dos.

De los dos que me quedaban,

de los dos que me quedaban

uno quedó sin desayuno/uno se murió de ayuno:

no me queda más que uno.

Y a ese perro que me quedaba,

y a ese perro que me quedaba

me lo arrebató un becerro:

no me queda ningún perro.*

Cuando no tenía nada,

cuando no tenía nada

la perra parió otra vez

y ahora ya tengo otros diez.

*Esta estrofa también la he escuchado así:

“Y ese uno que me quedaba,

y ese uno que me quedaba

se lo llevó mi cuñada

ahora ya no tengo nada.”

Ya saben, en YouTube hay publicadas muchas versiones para esta canción.  Yo escogí la de Ediciones Ekaré no sólo porque es muy rica artísticamente, sino porque está asociada a una gran editorial y, en particular, a una bella colección de minilibros con canciones y juegos tradicionales llamada Clave de Sol.  Se las recomiendo de todas maneras.

CABALLITO BLANCO

Caballito blanco

llévame de aquí,

llévame hasta el pueblo

donde yo nací.

Tengo, tengo, tengo,

tú no tienes nada,

tengo tres ovejas

en una cabaña.

Una me da leche,

otra me da lana,

otra mantequilla

para la semana.

Levantate (sic) Juana

y enciende la vela,

para ver quién anda

por las escaleras.

Son los angelitos

que andan de carrera,

despertando al niño

para ir a la escuela.

Si no quiere ir,

échale a dormir,

con la yerba buena

de toronjil, jil, jil.

LOS POLLITOS DICEN

Los pollitos dicen:

“Pío, pío, pío,”

cuando tienen hambre,

cuando tienen frío.

La gallina busca

el maíz y el trigo,

les da la comida

y les presta abrigo.

Bajo sus dos alas,

acurrucaditos,

hasta el otro día

duermen los pollitos.

BAJO DE UN BOTÓN

Bajo de un botón, ton, ton,

que encontró Martín, tin, tin,

había un ratón, ton, ton,

muy re chiquitín, tin, tin.

Ay qué chiquitín, tin, tin,

era aquel ratón, ton, ton,

que encontró Martín, tin, tin,

bajo de un botón, ton, ton.

MAÑANA ES DOMINGO

Mañana es domingo

de gallo y gallero.

Pasó un caballero

vendiendo romero.

Le pedí una ramita,

no me quiso dar,

cerré los ojitos,

me puse a llorar;

llegó mi abuelita,

me dio un dulcecito

y me hizo callar.

De México:

NARANJA DULCE

Naranja dulce,

limón partido,

dame un abrazo

que yo te pido.

Si fueran falsos

mis juramentos,

en poco tiempo

se olvidarán.

Toca la marcha,

mi pecho llora;

adiós, señora,

yo ya me voy

a mi casita

de sololoy

a comer tacos

y no les doy.

 HILO DE ORO, HILO DE PLATA

—Vamos jugando al hilo de oro

y al hilo de plata también,

que me ha dicho una señora

que lindas hijas tenéis.

—Yo las tengo, yo las tengo,

yo las sabré mantener,

con un pan que Dios me ha dado

y un vaso de agua también.

—Yo me voy muy enojado

a los palacios del Rey,

a decírselo a la Reina

y al hijo del Rey también.

—Vuelve, vuelve, caballero,

no seas tan descortés,

que de tres hijas que tengo

la mejor te la daré.

—Yo te escojo por esposa,

por bonita y por mujer,

que pareces una rosa

acabada de nacer.

Téngala muy bien guardada.

—Bien guardada la tendré,

sentadita en una silla

trabajando para el Rey.

 ♦

Otra versión similar:

EL GALÁN ENAMORADO

—De Francia vengo, señora,

de por hilo portugués,

y en el camino me han dicho

las hijas que tiene usted.

—Que las tenga o no las tenga

yo las sabré mantener

con un pan que Dios me ha dado

y otro que yo ganaré.

—A Francia vuelvo, señores,

a los palacios del rey,

que las hijas del rey moro

no me las dejaron ver.

—Vuelva, vuelva, caballero,

no sea tan descortés:

de las tres hijas que tengo

tome la que guste usted.

—Ésta tomo por esposa,

ésta tomo por mujer;

me ha parecido una rosa,

me ha parecido un clavel.

—Por Dios pido, caballero,

que me la cuide usted bien.

—Ella será bien tratada

como la hija de un rey,

en silla de oro sentada

y en la de marfil también.

Y el pan que el rey comiere,

ella comerá también;

del vino que el rey bebiere,

ella beberá también.

LA DONCELLA TÍMIDA

A las puertas del palacio

de una señora de bien,

llega un lindo caballero

corriendo a todo correr.

Como el oro es su cabello,

como la nieve su tez,

sus ojos como dos soles

y su voz como la miel.

—Dios os guarde, mi señora.

—Caballero, a vos también.

—Ofrecedme un vaso de agua,

que vengo muerto de sed.

Tan fresca como la nieve,

caballero os la daré;

la recogieron mis hijas

al punto de amanecer.

—¿Son hermosas vuestras hijas?

—Como un sol de Dios las tres.

—Decidme cómo se llaman

si en ello gusto tenéis.

—La mayor se llama Elena

y la mediana Isabel,

y a la más pequeña de ellas

Rosalía la nombré.

—Decid a todas que salgan,

que las quiero conocer.

—La mayor y la mediana

al punto aquí las tendréis;

Rosalía, caballero,

os ruego la perdonéis;

por temor y cobardía,

no quiere dejarse ver.

—Lindas son las dos que veo,

lindas son como un clavel,

pero más linda será

la que no se deja ver.

A las puertas del palacio

de la señora de bien,

llegan siete caballeros

siete semanas después.

—Preguntadme, caballeros,

que yo os sabré responder.

—Tres hijas como tres rosas

nos han dicho que tenéis;

la más pequeña de todas

sin temor nos la entregaréis,

que en los palacios reales

va a casarse con el rey.

Tres versiones para La viudita:

 LA VIUDITA

Doncella del prado

que al campo salís

a coger las flores

de mayo y abril.

Yo soy la viudita

del Conde Laurel

me quiero casar

y no hallo con quien.

Pues siendo tan bella

y no hallas con quien,

escoge a tu gusto

aquí tienes cien.

Yo escojo a (María)

por ser la más bella,

la flor más hermosa

que adorna el jardín.

LA VIUDITA II

—Hermosas doncellas,

que al prado venís

a cortar las rosas

de mayo y abril,

yo soy la viudita

del conde Laurel

que quiero casarme

y no sé con quién.

—Si eres la viudita

del conde Laurel,

elige a tu gusto

que aquí tienes quién.

—De todas las rosas,

yo te elijo a ti,

por ser la más bella

de todo el jardín.

—Pues dame la mano,

pues dame la otra,

y dame un besito

y quédate sola.

Versión del folclor poético mexicano:

LA VIUDITA

Yo soy la viudita

de Santa Isabel

me quiero casar

y no hallo con quién.

El mozo del cura

me manda un papel

y yo le contesto

con otro muy bien.

Mi madre lo supo

qué palos me dio:

¡Mal haya sea el hombre

que me enamoró!

Pasé por su casa

y estaba llorando

con un pañuelito

se estaba secando.

Me gusta la leche

me gusta el café,

pero más me gustan

los ojos de usted.

Me gusta el dinero

me gusta el tabaco,

pero más me gustan

los ojos del gato.

Y luego se repite, cambiando esta última estrofa por:

Me gusta el dinero

la gracia de usted,

pero más me gustan

los ojos café.

Mejor, escuchémosla en este audio.

(mal haya:  RAE 1. loc. interj. U. con intención imprecatoria. ¡Mal haya el diablo!)

LA NARANJA SE PASEA

La naranja/manzana se pasea

de la sala al comedor

no me pinches con cuchillo

pínchame con te-ne-dor.

QUE LLUEVA, QUE LLUEVA

Que llueva, que llueva

la vieja está en la cueva,

los pajaritos cantan

las nubes se levantan.

¡Que sí! ¡Que no!

¡Que caiga un chaparrón,

que rompa los cristales

de la estación!

Otra versión:

QUE LLUEVA, QUE LLUEVA

Que llueva, que llueva

la vieja está en la cueva,

los pajaritos cantan

la vieja se levanta.

¡Que sí! ¡Que no!

¡Que caiga un chaparrón,

de azúcar y turrón!

Recopilada por Gabriela Germain Fonck, Chile

Taller:  Los Niños se comen la Luna de Mar Benegas

EL SEÑOR DON GATO

Estaba el señor don Gato,

en silla de oro sentado,

calzando medias de seda

y zapatitos dorados,

cuando llegó la noticia

que debía ser casado,

con una gatita parda,

hija de un gato romano.

El gato, con la alegría,

subió a bailar al tejado;

mas con un palo le dieron,

y rodando vino abajo.

Se rompió siete costillas

y la puntita del rabo.

Llamaron a los médicos,

doctores y cirujanos;

mataron siete gallinas

y le dieron de un caldo.

Lo llevaron a enterrar

al pobrecito don Gato

y lo llevaron en hombros

cuatro gatos colorados.

Sobre la cajita iban

siete ratones bailando

al ver que se había muerto

su enemigo más malo.

Una versión más corta…

ESTABA EL SEÑOR DON GATO

Estaba el señor don Gato

sentadito en su tejado.

Ha recibido una carta

que si quiere ser casado

con una gatita blanca

sobrina de un gato pardo.

El gato, por ir a verla,

se cayó tejado abajo,

se rompió siete costillas,

el espinazo y el rabo.

Lo llevaron a enterrar

a la plaza del mercado

y al olor de las sardinas

el gato ha resucitado.

Por eso dice la gente:

“Siete vidas tiene un gato”.

Un recuerdo para los que aprendimos a leer y escribir (y todavía lo hacen) con el Silabario Hispanoamericano de don Adrián Dufflocq Galdames:

EL TREN

Mi trencito

de madera

donde quiera

va a correr.

No se cansa

ni descansa,

chu-cu chu-cu

por el riel.

Es de carga

y es expreso,

muy travieso

por doquier.

Baja, sube

y echa humo

como nubes

de algodón.

De repente,

insolente,

echa nubes

de carbón.

Se alborotan

los caballos

 y las vacas

al pasar.

¡Los boletos

de primera!

¡Los boletos

de tercera!

Y la gente,

de repente,

se comienza

a preparar.

La campana

les avisa

que de prisa

hay que bajar.

Y, en mi sueño,

soy el dueño,

chu-cu chu-cu,

de este tren.

 ♦

ASERRÍN, ASERRÁN

Aserrín, aserrán

los maderos de San Juan

piden pan; no les dan,

piden queso,

¡les dan hueso!

piden vino, sí les dan,

¡se marean y se van!

Y se canta así:

Como el Aserrín Aserrán también es un juego de manos, lo encuentran con su explicación en:  Retahílas,  juegos de manos y dedos.

Estas tres canciones según versión de Manuel Peña Muñoz en su precioso libro Mi novio es un gato con

LA GATITA CARLOTA

Yo soy la Gatita Carlota,

mi novio es un gato con botas

que usa sombrero morado

y unos guantes colorados.

Mi novio es un gato educado,

que habla francés e italiano,

que toca el violín con la cola

y con la mano toca el piano.

Micifuz, Micifuz,

por tu amor estoy cu-cú.

Dime miau, miau, miau,

mi gatito Micifuz.

—Buen día, gatita Carlota.

—Buen día, mi gato con botas.

—Te invito a dar un paseo

por encima del tejado.

—No puedo, mamita ha salido.

Me fue a comprar un vestido.

Si quieres te espero mañana

sentadita en la ventana.

Micifuz, Micifuz,

por tu amor estoy cu-cú.

Dime miau, miau, miau,

mi gatito Micifuz.

LOS TRES ALPINOS

Eran tres alpinos que venían de la guerra.

Eran tres alpinos que venían de la guerra.

Ay día y día rataplán,

que venían de la guerra.

El más chiquito

traía un ramo de flores.

El más chiquito

traía un ramo de flores.

Ay día y día rataplán,

traía un ramo de flores.

Y la princesa

que estaba en la ventana.

Y la princesa

que estaba en la ventana.

Ay día y día rataplán,

que estaba en la ventana.

Le dijo:  —Alpino,

me das esas lindas rosas.

Le dijo:  —Alpino,

me das esas lindas rosas.

Ay día y día rataplán,

me das esas lindas rosas.

—Te las daré

si te casas conmigo.

—Te las daré

si te casas conmigo.

Ay día y día rataplán,

si te casas conmigo.

—Dile a mi padre

y él te contestará.

—Dile a mi padre

y él te contestará.

Ay día y día rataplán,

y él te contestará.

—¡Oh, mi buen rey,

me caso con su hija!

—¡Oh, mi buen rey,

me caso con su hija!

Ay día y día rataplán,

me caso con su hija.

—¿Qué te has creído

cabeza de alcornoque?

—¿Qué te has creído

cabeza de alcornoque?

Ay día y día rataplán,

cabeza de alcornoque.

—Vete de aquí

o serás fusilado.

—Vete de aquí

o serás fusilado.

Ay día y día rataplán,

o serás fusilado.

Y al otro día moría fusilado.

Y al otro día moría fusilado.

Ay día y día rataplán,

moría fusilado.

Y la princesa también murió de pena.

Y la princesa también murió de pena.

Ay día y día rataplán,

también murió de pena.

Y el viejo rey

se fue a morir a China.

Y el viejo rey

se fue a morir a China.

Ay día y día rataplán,

se fue a morir a China.

Y al otro día

los tres resucitaron.

Y al otro día

los tres resucitaron.

Ay día y día rataplán,

los tres resucitaron.

Y la princesa

se casó con el alpino.

Y la princesa

se casó con el alpino.

Ay día y día rataplán,

se casó con el alpino.

MAMBRÚ

Mambrú se fue a la guerra

qué dolor, qué dolor, qué pena,

Mambrú se fue a la guerra

no sé cuándo vendrá

do re mi

fa sol la

no sé cuándo vendrá.

Si vendrá por la Pascua,

qué dolor, qué dolor, qué pena,

si vendrá por la Pascua,

o por la Trinidad

do re mi

fa sol la

o por la Trinidad.

La Trinidad se pasa,

qué dolor, qué dolor, qué pena,

la Trinidad se pasa,

Mambrú no viene más

do re mi

fa sol la

Mambrú no viene más.

He subido a la torre,

qué dolor, qué dolor, qué pena,

he subido a la torre,

por ver si aún vendrá

do re mi

fa sol la

por ver si aún vendrá.

Allí viene su paje,

qué dolor, qué dolor, qué pena,

allí viene su paje,

¿qué noticias traerá?

do re mi

fa sol la

¿qué noticias traerá?

Las noticias que traigo,

qué dolor, qué dolor, qué pena,

las noticias que traigo

dan ganas de llorar

do re mi

fa sol la

dan ganas de llorar.

Que Mambrú ya se ha muerto,

qué dolor, qué dolor, qué pena,

que Mambrú ya se ha muerto,

lo llevan a enterrar

do re mi

fa sol la

lo llevan a enterrar.

En caja de terciopelo,

qué dolor, qué dolor, qué pena,

en caja de terciopelo

con tapa de cristal

do re mi

fa sol la

con tapa de cristal.

Y encima de la caja,

qué dolor, qué dolor, qué pena,

y encima de la caja

tres pajaritos van

do re mi

fa sol la

tres pajaritos van.

Cantando el pío pío,

qué dolor, qué dolor, qué pena,

cantando el pío pío,

cantando el pío pá

do re mi

fa sol la

cantando el pío pá.

Y un pajarito dice:

qué dolor, qué dolor, qué pena

y un pajarito dice:

Mambrú descansa en paz

do re mi

fa sol la

Mambrú descansa en paz.

 

La misma canción en versión mexicana:

MAMBRÚ

Mambrú se fue a la guerra, do, re, mi

Mambrú se fue a la guerra, no sé cuándo vendrá,

do, re, mi, fa, sol, la

no sé cuándo vendrá.

Sube a la torre niña, do, re, mi,

sube a la torre niña, a ver si viene ya,

do, re, mi, fa, sol, la

a ver si viene ya.

Ahí viene un pajarito, do, re, mi,

ahí viene un pajarito, ¿qué noticias traerá?

do, re, mi, fa, sol, la

¿qué noticias traerá?

La noticia que traigo, do, re, mi,

la noticia que traigo:  Mambrú ha muerto ya,

do, re, mi, fa, sol, la

Mambrú ha muerto ya.

En caja de terciopelo, do, re, mi

en caja de terciopelo lo llevan a enterrar,

do, re, mi, fa, sol, la

lo llevan a enterrar.

Arriba de la caja, do, re, mi

arriba de la caja, dos pajaritos van

do, re, mi, fa, sol, la

dos pajaritos van.

Los pajaritos cantan, do, re, mi

los pajaritos cantan el pío, pío, pan,

do, re, mi, fa, sol, la

el pío, pío pan.

LA CHATA MERENGÜELA

La chata Merengüela, güi, güi, güi,

como es tan fina, trico, trico, tra,

como es tan fina, lairó, lairó,

lairó, lairó, lairó,

lairó.

Se pinta los colores, güi, güi, güi,

con gasolina, trico, trico, tra,

con, gasolina lairó, lairó,

lairó, lairó, lairó,

lairó.

Y su madre le dice, güi, güi, güi,

quítate eso, trico, trico, tri

quítate eso, lairó, lairó,

lairó, lairó, lairó,

lairó.

Recopilada por Ana Añón

España

Taller de Poesía Infantil dictado por Mar Benegas

ESTABA EL SEÑOR DON GATO

Estaba el señor Don Gato

sentadito en su tejado,

maramamiau, miau, miau,

sentadito en su tejado.

Ha recibido una carta

si quería ser casado,

maramamiau, miau, miau,

si quería ser casado

con una gata montesa

sobrina de un gato pardo,

maramamiau, miau, miau,

sobrina de un gato pardo.

El gato por ir a verla

se ha caído del tejado,

maramamiau, miau, miau,

se ha caído del tejado.

Se ha roto siete costillas,

el espinazo y el rabo,

maramamiau, miau, miau,

el espinazo y el rabo.

Ya lo llevan a enterrar

por la calle del pescado,

maramamiau, miau, miau,

por la calle del pescado.

Al olor de las sardinas

el gato ha resucitado,

maramamiau, miau, miau,

el gato ha resucitado.

Por eso dice la gente,

siete vidas tiene un gato,

maramamiau, miau, miau,

siete vidas tiene un gato.

Otra versión:

ESTABA EL SEÑOR DON GATO

Estaba el señor don Gato

sentadito en su tejado.

Ha recibido una carta:

que si quiere ser casado

con una gatita blanca

sobrina de un gato pardo.

Llegó la señora Gata

con vestido muy planchado,

con mediecitas de seda

y zapatos rebajados.

El Gato por darle un beso

se cayó tejado abajo:

se rompió siete costillas,

el espinazo y el rabo.

Ya lo llevan a enterrar

por la calle del pescado.

Al olor de las sardinas

el Gato ha resucitado.

Por eso dice la gente:

siete vidas tiene un gato.

 ♦

CUCÚ, CUCÚ, CANTABA LA RANA

 Cucú, cucú, cantaba la rana,

Cucú, cucú, debajo del agua.

Cucú, cucú, pasó un marinero

Cucú, cucú, llevando romero.

Cucú, cucú, pasó una criada

Cucú, cucú, llevando ensalada.

Cucú, cucú, pasó un caballero,

Cucú, cucú, con capa y sombrero.

Cucú, cucú, pasó una señora,

Cucú, cucú, llevando unas moras.

Cucú, cucú, le pedí un poquito,

Cucú, cucú, no me quiso dar.

Cucú, cucú, me puse a llorar.

Recopilada por Laura Giordani

España-Argentina

Taller de Poesía Infantil dictado por Mar Benegas

Otra versión muy similar:

CUCÚ, CUCÚ, CANTABA LA RANA

 Cucú, cucú, cantaba la rana,

Cucú, cucú, debajo del agua.

Cucú, cucú, pasó un caballero.

Cucú, cucú de capa y sombrero.

Cucú, cucú pasó una señora.

Cucú, cucú con falda de cola.

Cucú, cucú pasó una criada.

Cucú, cucú llevando ensalada.

Cucú, cucú pasó un marinero

Cucú, cucú vendiendo romero.

Cucú, cucú le pedí un poquito.

Cucú, cucú para mi pollito,

Cucú, cucú no lo quiso dar.

Cucú, cucú yo me eché a llorar.

Esta canción infantil también se usa para saltar a la cuerda (comba) y como ronda o corro:

EL PATIO DE MI CASA

El patio de mi casa

es particular

cuando llueve se moja

como los demás.

¡Agáchate,

y vuélvete a agachar!

La más agachadita

es la reina del lugar.

Corre, corre

que te pillo.

Corre, corre

molinillo.

¡Agachad, agachad,

que el demonio va a pasar!

 

Recopilada por Luci Romero

España

Taller de Poesía Infantil dictado por Mar Benegas

Cuento-canción acumulativo, se dice de origen sefardí, conocido con diferentes variantes: la mora, el diablo, la rana…  Yo me la aprendí con la rana.

ESTABA LA RANA

Estaba la rana sentada cantando debajo del agua,

cuando la rana salió a cantar

vino la mosca y la hizo callar;

la mosca a la rana,

que estaba cantando debajo del agua,

cuando la mosca salió a cantar

vino la araña y la hizo callar;

la araña a la mosca, la mosca a la rana

que estaba sentada cantando debajo del agua,

cuando la araña salió a cantar,

vino el ratón y la hizo callar;

el ratón a la araña, la araña a la mosca,

la mosca a la rana,

que estaba sentada cantando debajo del agua,

cuando el ratón salió a cantar

vino el gato y lo hizo callar;

el gato al ratón, el ratón a la araña,

la araña a la mosca, la mosca a la rana,

que estaba sentada cantando debajo del agua,

cuando el gato salió a cantar

vino el perro y lo hizo callar;

el perro al gato, el gato al ratón,

el ratón a la araña, la araña a la mosca,

la mosca a la rana,

que estaba sentada cantando debajo del agua,

cuando el perro salió a cantar

vino el palo y lo hizo callar;

el palo al perro, el perro al gato,

el gato al ratón, el ratón a la araña,

la araña a la mosca, la mosca a la rana,

que estaba sentada cantando debajo del agua,

cuando el palo salió a cantar

vino el fuego y lo hizo callar;

el fuego al palo, el palo al perro,

el perro al gato, el gato al ratón,

el ratón a la araña, la araña a la mosca,

la mosca a la rana,

que estaba sentada cantando debajo del agua,

cuando el fuego salió a cantar

vino el agua y lo hizo callar;

el agua al fuego, el fuego al palo,

el palo al perro, el perro al gato,

el gato al ratón, el ratón a la araña,

la araña a la mosca, la mosca a la rana

que estaba sentada cantando debajo del agua,

cuando el agua salió a cantar

vino el hombre y la hizo callar;

el hombre al agua, el agua al fuego,

el fuego al palo, el palo al perro,

el perro al gato, el gato al ratón,

el ratón a la araña, la araña a la mosca,

la mosca a la rana,

que estaba sentada cantando debajo del agua,

cuando el hombre salió a cantar

vino la suegra y lo hizo callar;

la suegra al hombre, el hombre al agua,

el agua al fuego, el fuego al palo,

el palo al perro, el perro al gato,

el gato al ratón, el ratón a la araña,

la araña al la mosca, la mosca a la rana,

que estaba sentada cantando debajo del agua,

cuando la suegra salió a cantar

ni el mismo diablo la pudo callar.

 Recopilado por Laura Giordani

España-Argentina

Taller de Poesía Infantil de Mar Benegas

¡A cantar!

Un clásico, no apto para asquientos ni estómagos debiluchos:

¡QUEREMOS COMER, COMER, COMER!

Queremos comer, comer, comer,

queremos comer, comer, comer:

sangre coagulada

revuelta en ensalada,

vómito caliente

que sea de un pariente,

mocos bien verdosos

de un viejo asqueroso,

hígado picado

de sapo reventado.

Queremos comer, comer, comer,

queremos comer, comer, comer:

caca bien pastosa

que sea resbalosa,

un eructo fuerte

que huela hasta la muerte,

un escupitajo

con sabor a ajo.

Y no se me olvida

tampoco la bebida

pues si esta receta

le cae mal al vientre

tome pis caliente

que se le pasará.

¡A cantarla con Luis Pescetti!  (Se te pegará como moco)

Otro clásico de mi infancia, y la de todos, ¿o no?

SAL DE AHÍ CHIVITA, CHIVITA

Sal de ahí, chivita, chivita

sal de ahí de ese lugar.

Sal de ahí, chivita, chivita

sal de ahí de ese lugar.

Hay que llamar al lobo

para que saque a la chiva,

el lobo no quiere sacar

la chiva, la chiva

no quiere salir de ahí.

Sal de ahí, chivita, chivita…

Hay que llamar al palo

para que pegue al lobo,

el palo no quiere pegarle al lobo

el lobo no quiere sacar a la chiva

la chiva no quiere salir de ahí.

Sal de ahí, chivita, chivita…

Hay que llamar al fuego

para que queme al palo.

El fuego no quiere quemar el palo,

el palo no quiere pegarle al lobo,

el lobo no quiere sacar a la chiva,

la chiva no quiere salir de ahí.

Sal de ahí, chivita, chivita…

Hay que llamar al agua

para que apague el fuego.

El agua no quiere apagar el fuego,

el fuego no quiere quemar el palo,

el palo no quiere pegarle al lobo,

el lobo no quiere sacar a la chiva,

la chiva no quiere salir de ahí.

Sal de ahí, chivita, chivita…

Hay que llamar a la vaca

para que tome el agua.

La vaca no quiere tomar el agua,

el agua no quiere apagar el fuego,

el fuego no quiere quemar el palo,

el palo no quiere pegarle al lobo,

el lobo no quiere sacar a la chiva,

la chiva no quiere salir de ahí.

Sal de ahí, chivita, chivita…

Hay que llamar al hombre

para que corra la vaca.

El hombre sí quiere correr a la vaca,

la vaca sí quiere tomar el agua,

el agua sí quiere apagar el fuego,

el fuego sí quiere quemar el palo,

el palo sí quiere pegarle al lobo,

el lobo sí quiere sacar a la chiva,

la chiva sí quiere salir de ahí.

Sal de ahí, chivita, chivita…

Aunque con una entonación distinta a la que yo aprendí de niña, les dejo esta estupenda versión de Luis Pescetti:

 ♦

SI TÚ TIENES MUCHAS GANAS

Si tú tienes muchas ganas de aplaudir

si tú tienes muchas ganas de aplaudir,

si tú tienes la razón

y no hay oposición,

no te quedes con las ganas de aplaudir.

Si tú tienes muchas ganas de…

(de reír, de llorar, de…)

¿La cantamos con Luis?

En República Dominicana, Pin Pon la cantan así:

PIN PON

Pin Pon es un muñeco

muy guapo y de cartón

se lava la carita

con agua y con jabón.

Se desenreda el pelo

con peine de marfil

y si le dan tirones

no llora ni hace así.

Cuando las estrellitas

comienzan a salir

Pin Pon se va a la cama

se acuesta y a dormir.

Pin Pon dame la mano

con un fuerte apretón

pues quiero ser tu amigo

Pin Pon, Pin Pon, Pin Pon.

En Chile, en el programa de Jorge Guerra muchos años atrás, Pin Pon la cantaba así:

PIN PON

Pin Pon es un muñeco

con cuerpo de algodón

se lava la carita

con agua y con jabón.

Se desenreda el pelo

con peine de marfil

y aunque se da tirones

no grita y dice ¡huiii!

Cuando las estrellitas

comienzan a salir

Pin Pon se va a la cama

se acuesta y a dormir.

Otra versión desde España…

PIM-POM ES UN MUÑECO

Pim-pom es un muñeco

muy guapo y de cartón, de cartón,

se lava la carita

con agua y con jabón, con jabón.

Se desenreda el pelo

con peine de marfil, de marfil,

y como se hace daño,

Pim-pom llora así, llora así.

EL BOMBERO

Anoche murió un bombero,

lo fueron a enterrar,

en una capillita

e’ la Virgen del Pilar.

Anoche murió un bombero,

lo fueron a enterrar,

con cuatro capitanes

y un sólo general.

Anoche murió un bombero

lo fueron a enterrar

le echaron poca tierra

y volvió a resucitar.

Y claro, desde México, este clásico que no muchos conocen completo:

LA CUCARACHA

La cucaracha, la cucaracha,

ya no puede caminar

porque no tiene, porque le faltan

las dos patitas de atrás.

Ya murió la cucaracha

ya la llevan a enterrar

entre cuatro zopilotes

y un ratón de sacristán.

Una cucaracha pinta

le dijo a la colorada,

vámonos para mi tierra

a pasar la temporada.

La cucaracha, la cucaracha,

ya no puede caminar

porque no tiene, porque le faltan,

las dos patitas de atrás.

(zopilote)

Desde Venezuela, estas dos canciones…

EL SIMPLICIO

Allá en mi tierra hay un tal Simplicio

que tiene un vicio muy singular

a toda cosa el demonio de hombre

distinto nombre le suele dar.

Él llama verde lo colorado

al desgraciado llama feliz

a la tortuga le dice taza

y a la linaza le dice anís.

Al perro galgo llama tortuga

a la lechuza tontoronjil

al aguacate llama caimito

y al queso frito le dice añil.

Él llama gorra lo que es sombrero

al majadero llama ladrón

al agua clara le dice leche

y al escabeche llama turrón.

A la marimba llama taparo

al guarataro llama cristal

a la becerra le dice toro

y al verde loro llama turpial.

CLAVELITO COLORAO

—Clavelito colorao

clavelito colorao

¿por qué estás descolorío?

Olé le le le lo la

olé le le le lo la

olé le le le lo la.

—Cantando de mano en mano

cantando de mano en mano

hasta el color lo he perdío.

Olé le le le lo la

olé le le le lo la

olé le le le lo la.

UN ELEFANTE

Un elefante se balanceaba

sobre la tela de una araña,

como veía que resistía

fue a buscar/llamar un camarada.

Dos elefantes se balanceaban

sobre la tela de una araña,

como veían que resistía

fueron a buscar/llamar un camarada.

Tres elefantes…

EL PERRO DE SAN ROQUE

El perro de San Roque

el perro de San Roque

no, no, no, no,

no tiene rabo.

Porque Ramón Rodríguez,

porque Ramón Rodríguez,

se, se, se, se

se lo ha robado.

El perro de San Roque

el perro de San Roque

no, no, no, no,

no tiene cola.

Porque se la ha comido,

porque se la ha comido

la, la, la, la

la caracola.

El carro de mi tía,

el carro de mi tía,

no, no, no, no,

no hay quién lo mueva.

Porque le han robado,

porque le han robado,

las, las, las, las,

las cuatro ruedas.

Tu pañuelo y el mío

tu pañuelo y el mío,

son, son, son, son,

son de una pieza.

Tú lo llevas al cuello,

tú lo llevas al cuello,

yo, yo, yo, yo,

yo a la cabeza.

Aunque en una versión algo distinta, les invito a escuchar la de este vídeo para aprender la entonación:

Para jugar y reír con las vocales:

LA MAR ESTABA SERENA

La mar estaba serena

serena estaba la mar

la mar estaba serena

serena estaba la mar.

¡Con A!

La mar astaba sarana

sarana astaba la mar

la mar astaba sarana

sarana astaba la mar.

¡Con E!

Le mer estebe serene

serene estebe le mer

le mer estebe serene

serene estebe le mer.

¡Con I!

Li mir istibi sirini

sirini istibi li mir

li mir istibi sirini

sirini istibi li mir.

¡Con O!

Lo mor ostobo sorono

sorono ostobo lo mor

lo mor ostobo sorono

sorono ostobo lo mor.

¡Con U!

Lu mur ustubu surunu

surunu ustubu lu mur

lu mur ustubu surunu

surunu ustubu lu mur.

SUBE LA ESPUMITA

Sube, sube, sube la espumita,

sube, sube, sube la espumita

y mi corazón

palpita, palpita, palpita.

¡Con A!

Saba, saba, saba la aspamata,

saba, saba, saba la aspamata

a ma carazán

palpata, palpata, palpata.

¡Con E!

Sebe, sebe, sebe le espemete,

sebe, sebe, sebe le espemete

e me querezén

pelpete, pelpete, pelpete.

¡Con I!

Sibi, sibi, sibi li ispimiti,

sibi, sibi, sibi li ispimiti,

y mi quirizín

pilpiti, pilpiti, pilpiti.

¡Con O!

Sobo, sobo, sobo lo ospomoto,

sobo, sobo, sobo lo ospomoto

o mo corozón

polpoto, polpoto, polpoto.

¡Con U!

Subu, subu, subu lu uspumutu,

subu, subu, subu lu uspumutu

u mu curuzún

pulputu, pulputu, pulputu.

ESTABA LA CALAVERA

Estaba la calavera,

sentada en una butaca,

vino la muerte y le dijo:

¿Por qué estás tan flaca?

Con a:

Astaba la calavara

santada an ana bataca,

vana la marta a la daja:

¿Par ca astás tan flaca?

(Y así sigue con e, i, o, u)

Recopilada por Gabriela Germain Fonck, Chile

Taller:  Los Niños se comen la Luna de Mar Benegas

TENGO UNA MUÑECA

Tengo una muñeca

vestida de azul,

con zapatos blancos

y velo de tul.

La saqué a paseo

y se me resfrió,

hoy la tengo en cama

con un gran dolor.

Esta mañanita

me dijo el doctor

que le dé jarabe

con un tenedor.

Dos y dos son cuatro

cuatro y dos son seis,

seis y dos son ocho

y ocho dieciséis.

Y ocho veinticuatro

y ocho treinta y dos

éstas son las cuentas

que he sacado yo.

Otra versión que nos envía la escritora Marisa Alonso Santamaría desde Segovia, España:

TENGO UNA MUÑECA

Tengo una muñeca

vestida de azul,

con su camisita

y su canesú.

La saqué a paseo

se me constipó/acatarró

la tengo en la cama

con mucho dolor.

Esta mañanita

me dijo el doctor

que la de jarabe

con un tenedor.

Dos y dos son cuatro

cuatro y dos son seis,

seis y dos son ocho

y ocho, dieciséis

y ocho, veinticuatro

y ocho, treinta y dos,

ánimas benditas

me arrodillo yo.

Para que aprendas a cantar esta canción tradicional, te invito a ver y escuchar este vídeo con una versión extendida:

TENGO UNA VACA LECHERA

Tengo una vaca lechera,

no es una vaca cualquiera,

me da leche merengada,

¡ay qué vaca tan salada!

Tilín, tilón, colita de ratón.

(El final de esta canción yo lo canto “…ay qué vaca tan salada

talán talán, talán talán”.)

Recopilada por Gabriela Germain Fonck, Chile

Taller:  Los Niños se comen la Luna de Mar Benegas

 ♦

EL TREN QUE CORRÍA

El tren que corría

por la ancha vía

de pronto se fue a estrellar

con un aeroplano

que andaba en el llano

volando sin descansar.

Todo esto sucedía

sin saber cómo ni cuándo,

mientras la máquina iba

piiíta, piiíta, caminando.

El buen maquinista,

con la tripa afuera,

miraba hacia el conductor,

que ya sin cabeza

buscaba un sombrero,

para cubrirse del sol.

Todo esto sucedía…

Llegó la cruz roja

llegó la cruz verde

a buscar a los heridos

y se dieron cuenta

que del puro susto

los muertos habían huido.

Todo esto sucedía…

CANCIÓN DE LA CAPERUCITA ROJA

Toc, toc. ¿Quién es?

Toc, toc. ¿Quién es?

Abre abuelita,

es tu nietecita,

vengo de parte de mami

con muchas cositas,

para que te sanes.

 ♦

EL PERRO DE MI TÍA

El perro de mi tía tiene una terrible tos.

El perro de mi tía tiene una terrible tos.

El perro de mi tía tiene una terrible tos

Y lo curan con aceite alcanforao, guau, guau.

El perro de mi tía tiene una terrible

El perro de mi tía tiene una terrible

El perro de mi tía tiene una terrible

Y lo curan con aceite alcanforao, guau, guau.

El perro de mi tía tiene una

El perro de mi tía tiene una

El perro de mi tía tiene una

Y lo curan con aceite alcanforao, guau, guau.

El perro de mi tía tiene

El perro de mi tía tiene

El perro de mi tía tiene

Y lo curan con aceite alcanforao, guau, guau.

El perro de mi tía

El perro de mi tía

El perro de mi tía

Y lo curan con aceite alcanforao, guau, guau.

El perro de mi

El perro de mi

El perro de mi

Y lo curan con aceite alcanforao, guau, guau.

El perro de

El perro de

El perro de

Y lo curan con aceite alcanforao, guau, guau.

El perro

El perro

El perro

Y lo curan con aceite alcanforao, guau, guau.

El

El

El

Y lo curan con aceite alcanforao, guau, guau.

Recopilada por Gabriela Germain Fonck, Chile

Taller:  Los Niños se comen la Luna de Mar Benegas

Y con la misma entonación de “El perro de mi tía” se canta y se juega con:

EL AUTO DE MI JEFE

El auto de mi jefe tiene un hoyo en la rueda,

El auto de mi jefe tiene un hoyo en la rueda,

El auto de mi jefe tiene un hoyo en la rueda,

reparémoslo con un chicle.

El auto de mi jefe tiene un hoyo en la (…),

el auto de mi jefe tiene un hoyo en la (…),

el auto de mi jefe tiene un hoyo en la (…),

reparémoslo con un chicle.

El auto de mi jefe tiene un (…) en la (…),

el auto de mi jefe tiene un (…) en la (…),

el auto de mi jefe tiene un (…) en la (…),

reparémoslo con un chicle.

El auto de mi (…) tiene un (…) en la (…)…

El (…) de mi (…) tiene un (…) en la (…)…

Reparémoslo con un chicle.

A continuación, ocho canciones recopiladas por la ilustradora chilena Gabriela Germain Fonck en el marco del Taller de Poesía Los Niños se comen la Luna de la escritora española Mar Benegas.

Partamos con ésta.  Típico, ¿en qué paseo en bus no se canta…?

PARE CHOFER

Pare chofer, se cayó uno de guata.

Pare chofer, se cayó uno de guata

ay di ay di ay

rataplám,

se cayó uno de guata.

Siga chofer, que ya lo recogimos,

siga chofer, que ya lo recogimos,

ay di ay di ay

rataplám,

que ya lo recogimos.

Este chofer es una maravilla,

este chofer es una maravilla,

ay di ay di ay

rataplám,

es una maravilla.

Maneja con los pies y frena con las rodillas

maneja con los pies y frena con las rodillas

ay di ay di ay

rataplám,

y frena con las rodillas.

¿O ésta?

VAMOS DE PASEO

Vamos de paseo, bip, bip, bip,

en un auto feo, bip, bip, bip,

pero no me importa, bip, bip, bip,

porque llevo torta, bip, bip, bip.

VIEJITO PASCUERO

Viejito Pascuero,

acuérdate de mí,

me porto bien en casa,

también en el Jardín.

 ♦

TRES CHANCHITOS

Tres chanchitos desobedientes,

sin permiso de la mamá,

se tomaron de la mano

y se fueron a pasear.

Vino el lobo y se comió,

al chanchito regalón.

EN EL AGUA CLARA

En el agua clara que brota en la fuente,

un lindo pescado sale de repente.

Lindo pececito, no quieres salir

a jugar conmigo, vamos al jardín.

Yo vivo en el agua, no puedo salir.

Mi mamá me ha dicho que me quede aquí.

Tilín, tilón, colita de ratón.

EL POLICHINELA

Un polichinela que estaba sentado

entre los muñecos de un lindo bazar,

de una muñequita se quedó prendado,

al verla de novia y con ramo de azahar.

También los muñecos aman,

del Pierrot al Arlequín

y sienten también penitas,

sus cuerpecitos de aserrín.

Un gatito negro que de noche ronda

a la muñequita del lindo bazar

va y la bota al suelo y le rompe el velo

y le hace pedazos el ramo de azahar.

También los muñecos aman,

del Pierrot al Arlequín

y sienten también penitas,

sus cuerpecitos de aserrín.

Y dicen que en las horas de la noche,

en el silencio del bazar,

se oyen suspiros amorosos,

que da el polichinela sin cesar.

 ♦

SE ME HA PERDIDO UN GALLITO

Se me ha perdido un gallito, la, la,

se me ha perdido un gallito, la, la,

se ha perdido la, la,

se ha perdido la, la,

y no lo puedo encontrar.

Lo he buscado en Alemania, la, la,

lo he buscado en Alemania, la, la,

y en la China, la, la,

y en la China, la, la,

y no lo puedo encontrar.

Y a esta recopilación de Gabriela, yo le agrego:

Tiene cresta colorada, la, la,

tiene cresta colorada, la, la,

aletea, la, la,

picotea, la, la,

y canta quiquiriquí.

Se lo encargo a usted comadre, la, la,

se lo encargo a usted compadre, la, la,

por si acaso, la, la,

me lo pilla, la, la,

me lo trae para acá.

QUÉ CANTAMOS

Qué cantamos, dijimos un día.

Qué cantamos, dijimos los dos.

Qué cantamos y nos acordamos,

cuando (se dice el nombre de alguno de los presentes)

cantó esta canción: (y el aludido canta alguna canción.)

Qué cantamos, dijimos un día…

EL TORTILLERO

Noche oscura, nada veo

solo llevo mi farol;

por las puertas voy pasando

y cantando con amor.

Mas, voy cantando

con tanta pena:

¡De rescoldo tostaditas

Tortillas buenas!…

Quién pudiera mi canasta

por un abrazo trocar;

Si usted quiere, señorita,

calientitas aquí van.

Mas, voy cantando

con tanta pena:

¡De rescoldo tostaditas

Tortillas buenas!…

Para escuchar la melodía de esta canción tradicional chilena, les dejo con  el Ensamble de cuerdas del programa pre profesional “Niños del Ateneo Paraguayo” dirigido por la profesora Aracelly Maidana, en un concierto de gala ofrecido en diciembre de 2012 en el Teatro Municipal de Asunción.

EL ZAPATERITO

El zapaterito clava, clava,

clava, clava en el tacón

y al clavar contento daba, daba

enterito el corazón.

Al viejito Simón

zapatero remendón

les voy a contar

lo que le pasó

martillando en un tacón

y de tanto trabajar

rendido quedó

y se durmió.

Y empezó a soñar

feliz que una mujer

linda de verdad,

le vino a decir

si me arregla usted

muy bien así el tacón

le daré a Simón

todo mi querer.

El zapaterito clava, clava…

Desde Venezuela, las siguientes once canciones:

LA JINCA

Ay toolé, ay toolá

y un golpe, muchacha

y un golpe no má’

Marisol está mu’ mala

tiene mala enfermedá

cuando come se le quita

cuando no come, le da.

Vámonos pa’la montaña

que allí se come mu’ bueno

se come plátano asa’o

y también pavo relleno.

Ay toolé, ay toolá

y un golpe muchacha

y un golpe no má’

y un golpe no má’

y un golpe no má’…

COPLA A SAN BENITO

San Benito es negro

color aploma’o,

el que lo desprecia

téngale cuida’o.

SANGUEO A SAN JUAN BAUTISTA

Loeeeeé lo e eee

mira las hojas volar

qué brisa tan deliciosa

la mañana de San Juan.

LA BURRIQUITA JOROPERA

Por las calles corren diablos

de grana cascabelera

muertes pintadas de cal

burriquitas joroperas.

MALEMBE A SAN JUAN

Malembe, malembe,

malembe se va

hasta el año que viene

cuando volverá.

SIRENAS A SAN JUAN BAUTISTA

San Juan como navegante

cogió la lancha y salió

y en el medio de la mar

la concha se le volteó.

EL PÁJARO GUARANDOL

No me lo mate, no,

señor cazador

que éste es el Guarandol

que picó la flor.

Guarandol a mí me llaman

y de lejos vengo yo

huyéndole al cazador

porque le piqué la flor.

De Francia vengo señores

soy cazador afamado

en busca del Guarandol

que tiene al pueblo alarmado.

Sí se lo mato, sí

con mucho dolor

porque fue a la planta

y me picó la flor.

Llora el perro por su hueso

con lágrimas de dolor

así lloraban los indios

el pájaro Guarandol.

Ya se murió ña Juliana

ya se murió Guarandol

mi Guarandol me lo pagan

o me muero de dolor.

Yo curo ese pájaro

señor cazador

con aceite ‘e coco

y un palo ‘e ron.

TANGO TATARÚ

Allá va el abandera’o

despejando la vanguardia

y la comparsa criolla

cubriendo la retaguardia.

EL AGUACERO

Aguacero, aguaceró,

aguacero, aguaceró,

aguacero, aguaceró,

aguacero, aguaceró.

Se me cae la casa

y no tengo más

ah, suerte del pobre

¡Qué vida, San Juan!

Van tres días lloviendo

agua sin pará

ya no quedan calles

ni cloacas ni ná.

Oye, San Isidro

para de llové

mi rancho bonito

se me va a caé.

FULÍA A LA CRUZ

Pajarillo que volando

en el pico lleva un hilo

da un vuelo para coser

mi corazón que está herido.

Ole leo ololá.

COPLA A SAN JUAN

San Juan Guaricongo

cabeza pelá

quítate la gorra

pa’ podé bailá.

Desde Chile, estas tres canciones…

LA MUÑECA

Con la a, a, daba dabadá

tengo una muñeca hecha de cristal.

Con la e, e, debe debedé

tengo una muñeca hecha de papel.

Con la i, i, dibi dibidí

tengo una muñeca hecha de marfil.

Con la o, o, dobo dobodó

tengo una muñeca hecha de algodón.

Con la u, u, dubu dubudú

tengo una muñeca fea como tú.

LA MÁQUINA

La ma la ma la ma la máquina de coser

la mi la mi la mi la mía no cose bien.

Oh, mamá, no puedo ir a la escuela

porque tengo varicela.

Oh, mamá, no puedo ir al salón

porque tengo sarampión.

Mamá, mamá, mamá

mañana me casaré

con quién, con quién

con el hijo del rey.

VAMPIRITO

Vampirito soy

medio loco estoy:

escucho la radio del capitán

mi casa es un cementerio

mi cama es un ataúd

¿Quién apagó la luz?

Chip lup

¿Quién apagó la luz?

Chip lup.

Zanahoria que no sabe cocinar

zanahoria que sí sabe cocinar

sal que lo pisa al toro

al que lo va a pisar

y al que pisará.

Desde Argentina, estas dos canciones:

LA PALOMITA

 —Palomita blanca

reblanca, reblanca.

¿Dónde está tu nido

renido, renido?

—En un palo verde

reverde, reverde.

Todo florecido

recido, recido.

BAJO LA CAMA DEL TÍO SIMÓN

Bajo la cama del tío Simón

hay un perrito que toca el tambor

Dale que dale con el bastón

hasta que salga la procesión.

Dede Cuba, estas dos canciones…

CACHUMBAMBÉ

Cachumbambé, la vieja Inés

que fuma tabaco y toma café.

Cachumbambé, la vieja Inés

no fuma tabaco ni toma café.

TERESA, LA MARQUESA

Teresa, la marquesa

tipitín, tipitiesa

bailaba en un desván

tipitín, tipitán

con una saya tiesa

tipitín, tipitiesa

de raso y tafetán

tipitín, tipitán.

Y dijo la vecina,

tipitín, tipitina

pues yo lo haré mejor

tipitín, tipitor

la vieron por la esquina

tipitín, tipitina

volando en un tambor

tipitín, tipitor.

¡A romper la piñata!  Desde México…

LA PIÑATA

No quiero oro ni quiero plata

yo lo que quiero es romper la piñata.

Echen confites y canelones

pa’mis muchachos que son muy tragones.

No quiero oro ni quiero plata

yo lo que quiero es romper la piñata.

De los cerritos y los cerrotes

saltan y brincan los tejocotes.

Ándale amigo, sal del rincón

con la canasta de la colación.

Ándale amigo, no te dilates

con la canasta de los cacahuates.

Ándale niña, sal otra vez

con la botella del vino  jerez,

que muy alegre está la posada,

pero a mi copa no han servido nada.

Ande compadre, no sea payaso

y de ese ponche ponga a mi vaso.

Castaña asada, piña cubierta,

denle de palos a los de la puerta

y que les sirvan ponches calientes

a las viejitas que no tienen dientes.

No quiero oro ni quiero plata,

yo lo que quiero es romper la piñata.

Castaña verde, piña madura,

dele de palos a la olla dura.

No quiero oro ni quiero plata

yo lo que quiero es romper la piñata.

Desde Perú nos llega…

QUE PASE EL REY

Que pase el rey

que ha de pasar

que el hijo del conde

se ha de quedar.

En Chile cantamos…

ALICIA VA EN EL COCHE

Alicia va en el coche, carolín,

Alicia va en el coche, carolín,

a ver a su papá, carolín cacao leo lao,

a ver a su papá, carolín cacao leo lao.

Qué lindo pelo lleva, carolín,

qué lindo pelo lleva, carolín,

quién se lo peinará, carolín cacao leo lao,

quién se lo peinará, carolín cacao leo lao.

Se lo peina su tía, carolín,

se lo peina su tía, carolín,

con peine de cristal, carolín cacao leo lao,

con peine de cristal, carolín cacao leo lao.

Desde España, con la misma entonación…

LA NIÑA DEL CARABÍ

En coche va una niña carabí,

en coche va una niña carabí,

hija de un capitán carabí rurí, carabí rurá,

hija de un capitán carabí rurí, carabí rurá.

Qué lindo pelo lleva carabí,

qué lindo pelo lleva carabí,

quién se lo peinará, carabí rurí, carabí rurá,

quién se lo peinará, carabí rurí, carabí rurá.

Se lo peina su tía carabí,

se lo peina su tía carabí,

con peine de cristal, carabí rurí, carabí rurá,

con peine de cristal, carabí rurí, carabí rurá.

La niña está enfermita, carabí,

la niña está enfermita, carabí,

y ya no juega más, carabí rurí, carabí rurá,

y ya no juega más, carabí rurí, carabí rurá.

La niña ya está buena, carabí,

la niña ya está buena, carabí,

y con ganas de jugar, carabí rurí, carabí rurá,

y con ganas de jugar, carabí rurí, carabí rurá.

Al pie de su ventana, carabí,

al pie de su ventana, carabí,

tres pajaritos van, carabí rurí, carabí rurá,

tres pajaritos van, carabí rurí, carabí rurá.

MEDIA NARANJA

Viva la media naranja,

viva la naranja entera,

vivan los guardia civiles

que van por la carretera.

Ferrocarril, camino llano,

que en vapor

se va mi hermano,

se va mi amor,

se va la prenda que adoro yo.

Del hueso se una aceituna,

he de sacar un tintero,

del tintero una pluma,

de la pluma un palillero.

LA HABANA

Allá en La Habana

cayó, cayó,

una varita que golpeó,

que golpeó,

que fue a caer,

a la cabeza del coronel,

del coronel, al capitán.

Alfonso XII se quiere casar

con una mujer

que sepa leer, que sepa escribir,

que sepa la tabla de dividir.

Yo sé leer, yo sé escribir,

yo sé la tabla de dividir.

PASE MISÍ, PASE MISÁ

Pase misí, pase misá,

por la Puerta de Alcalá,

los de alante corren mucho,

los de atrás se quedarán.

UNA SEÑORA GORDA

Una señora gorda por el paseo

ha roto una farola con el sombrero.

Al ruido de los cascos

salió el gobernador.

—¿Quién ha sido esa señora

que ha roto el farol?

—Perdone, señor guardia, que yo no he sido,

ha sido mi sombrero por atrevido.

—Si ha sido su sombrero por atrevido,

usted lo pagará,

para que nunca se atreva,

a romperlo más.

AHORA QUE VAMOS DESPACIO

Ahora que vamos despacio,

ahora que vamos despacio,

vamos a contar mentiras, tralará

vamos a contar mentiras:

por el mar corren las liebres,

por el mar corren las liebres,

por el monte las sardinas, tralará

por el monte las sardinas.

Salí de mi campamento,

salí de mi campamento,

con hambre de seis semanas, tralará

con hambre de seis semanas.

Al pasar por un ciruelo,

al pasar por un ciruelo,

cargadito de manzanas, tralará

cargadito de manzanas,

empecé a tirarle piedras,

empecé a tirarle piedras,

y caían avellanas, tralará

y caían avellanas.

Con el ruido de las nueces,

con el ruido de las nueces,

salió el amo del peral, tralará

salió el amo del peral:

—Chiquillo, no tires piedras.

—Chiquillo, no tires piedras,

que no es mío el melonar, tralará

que no es mío el melonar.

EL SOY Y LA LUNA

Al Sol le llaman Loren, Lorenzo

y a la Luna, luna, Catalina, Lina.

Cuando se acuesta Loren, Lorenzo

se levanta, anta, Catalina, Lina.

El Sol le dice a la Luna,

apártate bandolera,

que la que se acuesta tarde

no puede hacer cosas buenas.

Al Sol le llaman Loren, Lorenzo

y a la Luna, luna, Catalina, Lina.

Cuando se acuesta Loren, Lorenzo

se levanta, anta, Catalina, Lina.

MI MORENA

Tiene mi morena

tan chiquita boca

que en ella le caben

dos platos de sopa,

cuarenta pepinos,

diez mil calabazas,

y en serio les digo:

un montón de pasas.

A la pobre chica

le dio la viruela,

calentura mala

y dolor de muelas.

El doctor le dio

la zarzaparrilla,

jarabe de piña,

té de manzanilla.

Capitán de barco

le mandó un papel

a ver si quería

casarse con él.

Ella le responde

por medio del mar

que para casarse

tiene que comprar

‘naguas con tiritas

y otro delantal.

Tirita por delante,

tirita por detrás.

Adiós que me voy

y no vuelvo más.

CANCIÓN DEL BURRO ENFERMO

A mi burro, a mi burro,

le duele la cabeza;

el médico le ha puesto

una corbata negra.

A mi burro, a mi burro,

le duele la garganta;

el médico le ha puesto

una corbata blanca.

A mi burro, a mi burro,

le duelen las orejas;

el médico le ha puesto

una gorrita negra/una gorra hasta las cejas.

A mi burro, a mi burro,

le duelen las pezuñas;

el médico le ha puesto

emplasto de lechugas.

A mi burro, a mi burro,

le duele la nariz;

el médico le ha puesto

compresas de maíz.

A mi burro, a mi burro,

le duele el corazón;

el médico le ha dado

jarabe de limón.

A mi burro, a mi burro,

ya no le duele nada;

el médico le ha dado

jarabe de manzanas.

AL JARDÍN DE LA ALEGRÍA

Al Jardín de la Alegría quiere mi madre que vaya

por ver si me sale un novio/una novia el más bonito/la más bonita de España,

vamos los dos, los dos, los dos, vamos los dos en compañía

vamos los dos, los dos, los dos al Jardín de la Alegría,

vamos los dos, los dos, los dos, vamos los dos en compañía

vamos los dos, los dos, los dos al Jardín de la Alegría.

DON MELITÓN

Don Melitón tenía tres gatos

y los hacía bailar en un plato

por las noches les daba turrón,

¡que vivan los gatos de Don Melitón!

Don Melitón como era tan chato

le llamaban narices de gato,

pero los gatos se le han escapa’o

comiendo ratones a medio boca’o.

Un aporte en los comentarios más abajo hecho por Marta el 2 de mayo de 2016.  Aunque no está completa, es una muy linda canción basada en el cuento tradicional de Blanca Nieves.

Niña di, niña di,

¿qué es lo que haces aquí?

Mi madrastra quería que

me mataran y escapé.

Un susurro me guió,

y un cucuyo me alumbró.

Valles y montañas crucé,

y a esta casa llegué.

36 Comentarios

  1. hola somos del colegio Leonordo Da Vinci muy Bonita la pintura la felicito por su pintura Linda Chao estamos en clases de lenguaje.

    • Pero cómo Tamar e Israel, ¡si no es una pintura! jajajaja Es una foto de mi perrita Orla cuando era cachorra. Y las canciones, ¿les gustaron? Espero que sí, y hayan aprendido o recordado más de una con los vídeos.
      Saludos!

  2. 5° C :nosotras somos de el colegio Leonardo Da Vinci
    de Rancagua estamos en la clase de lenguaje con la tia Yudith Figueroa . nos gusto mucho la pagina volveremos a verla en nuestras casas

    • ¡Hola Carolina! ¡Hola Josefa! Qué bueno que les haya gustado pasar un ratito a “sentarse en esta mesa y probar” lectoaperitivos. Pasen cuantas veces quieran, inviten en casa también.
      ¡Les espero!

  3. hola somos Constanza y Caterin nos gusto la pagina porque es muy divertida y cretiva con muchos poemas y adivinansas nos despedimos attentamente Cati y Coni saludossss

    • ¡Hola Coni! ¡Hola Caterin! Me alegra saber que les ha gustado pasar por aquí y que tengan una profesora tan tan bkn que les muestre sitios como éste. Si saben más adivinanzas que no estén aún en lectoaperitivos, ¡escríbanmelas! Y denle muchos cariños a la tía Judith.
      Saludos!

  4. ¡Hola! me llamo Paloma y estoy con mi compañero Cristian y a los 2 nos encanto muchisimo poder aprendernos la cansion de “LOS 10 PERRITOS”

    • ¡Qué bueno, Paloma y Cristián que se hayan aprendido ese clásico! Compártanla en casa, y vuelvan cuando quieran a disfrutar de las mesas de lectoaperitivos. Les estaré esperando.
      ¡Saludos!

  5. hola somos rosario y fernanda nuestro colegio es leonardo da vinci y nuestra profesora es judith figueroa les colocamos un 7 y es muy educativo para todoa los niños chaoo que tengan un lindo dia

    • ¡Muchas gracias, Rosario y Fernanda por el súper 7 que le han puesto a lectoaperitivos! Le seguiré poniendo harta tinca para mantener un promedio de excelencia para todos los que pasen a probar lectoaperitivos.
      Que ustedes también tengan un lindo día, hoy, mañana y toda la semana!
      Saludos,

  6. Gracias por darse el tiempo de hacer esta pagina… yo no soy de ningún colegio pero quería recordar viejos tiempo y me he puesto a cantar la gran mayoria a algunas hasta le cambie el ritmo jijiji pero esta super… gracias nuevamente

    • Muchas gracias a ti, Lorena, por darte el tiempo de dejarme este
      Comentario que justamente confirma uno de los principales objetivos que tiene Lectoaperitivos: invitarnos a disfrutar esos recuerdos de tradición oral que,a veces sin saberlo, traemos desde la primera infancia.
      Si te acuerdas de algún canto o verso para compartir en esta recopilación, por favor ¡escríbeme!
      Un abrazo,

      Astrid

  7. Un Favor. Estoy buscando una canción y la letra que dice “Don Cacahuate quieres venir a la piñata que es para ti … (Algo así) ayúdenme porfa como la encuentro porque se la prometí a mi hijo. Mil gracias !!!

    • Hola Mariano,
      Siento mucho no poder ayudarte, pues no conozco esa canción y lo único que he encontrado son pistas. A ver si te sirven:
      “Don Cacahuate
      quieres venir
      a la piñata que hay
      para ti
      y yo le digo que no se apene
      que conmigo viene…”

      Si la llegases a encontrar, sería fantástico que nos la compartieras a todos a través de Lectoaperitivos.
      ¡Suerte!

  8. muyyy buenos

    • ¡Qué bueno que te gustaron, Josselin! Aquí estarán los Lectoaperitivos esperando tus próximas visitas.
      ¡Saludos!

  9. Gracias por esta recopilación las canté todas y me acordé de tantas ve es que estuve con mi madre y mis hermanas de pequeña cantándole

    • ¡Qué bueno, Mirta! Me alegra mucho haber despertado en ti gratos recuerdos de infancia a través de estos Lectoaperitivos.
      Un abrazo y espero pases muchas veces más por aquí!

  10. me encanto todas pero la que mas me encanto fue la de los 10 perritos saludos

    • ¡Todo un clásico, Andre! Qué bueno que te gustó y ojalá te la hayas aprendido.
      Saludos, :)

  11. Estoy buscando una canción que dice así :
    La ma, la ma, la ma, la máquina de cocer, la mi, la mi, la mi, la mía no cose bien. ¡Ay mamá no quiero ir a la escuela porque tengo barisela… Después que venía?

    • Hola Cata, la canción que buscabas está en esta mesa de Lectoaperitivos. Te la copio:

      LA MÁQUINA
      La ma la ma la ma la máquina de coser
      la mi la mi la mi la mía no cose bien.
      Oh, mamá, no puedo ir a la escuela
      porque tengo varicela.
      Oh, mamá, no puedo ir al salón
      porque tengo sarampión.
      Mamá, mamá, mamá
      mañana me casaré
      con quién, con quién
      con el hijo del rey.

      Saludos!

  12. Hola, adorei su sitio, que pagina tan buena, me trajo recuerdos de mi infancia en Chile, ahora vivo en Brasil, y escuchar estas joyas, es algo único. Gracias mil, y por favor, no abandone esta lbor tan buena. Saludos desde Brasil

    • Muchísimas gracias por tu visita y tus palabras, Yolanda! No te preocupes, que Lectoaperitivos hay para rato, porque me encanta!
      Un abrazo fraterno desde Chile, esperando que no dejes de visitar las mesas de ricos Lectoperitivos. ¡Búscalos también en Facebook!

  13. muchas gracias por los lindos recuerdos, muchas de las canciones nos las cantaba mi mama y muchas de ellas se las cante a mis hijas de pequeña, ahora a repasar para cuando vengan los nietos!!, tremendamente agradecida y emocionada

    • Qué alegría, Karin, porque justamente ésa es la idea, que estas joyitas de la tradición oral no se pierdan, estén fácilmente a la mano, listas para ser evocadas y compartidas con los que vienen.
      Un abrazo,

  14. Hola me gustó tu pagina.
    Ando buscando una canción que dice algo asi…
    Amo mi casita, amo mi casita, oh mama y oh papa.
    Esquel mi bebe la canta pero Aló demás no le entiendo. Tiene 3 años…

    • Lamentablemente Felipe, no encuentro esa canción… Tendrás que esperar que tu bebé crezca una pizca y te de más pistas!
      Me alegra que te haya gustado este sitio, muchas gracias, espero vuelvas pronto!
      Saludos :)

  15. Existe una cancion wue dice “en la mesa no se grita ni se come con las manos…” Es lo unico que recuerdo alguien tiene alguna idea

    • Lo siento, Emily, la estuve buscando y no, no la encuentro. Si logras recordarla o saber cómo seguía, por favor compártela también en esta mesa de Lectoaperitivos.
      Saludos,

  16. Hay una canción de Blanca Nieves que mi mamá cantaba pero no logro encontrarla.
    Quizás alguien aquí pueda ayudarme.
    Recuerdo una ma estrofa:
    “Niña dí, ñiña dí
    Qué es lo que haces aquí?
    Mi madrastra quería que
    me mataran y escapé
    Un susurro me guíó
    Y un cucuyo me alumbró
    valles y montes crucé
    y a esta casa llagué”
    Muchas gracias

    • No la conocía, Marta y me parece preciosa! Qué pena no poder ayudarte a completarla, aunque ya así quiero incluir los versos que nos compartes.
      Muchas gracias y por favor, si la completas, no dudes en escribirnos 😉
      Saludos afectuosos,

      Astrid

  17. falta la canción del
    Perro blanco y negro que a la mar subió,
    subiendo muy deprisa el perro se cayo

    • Hola José, ¡no la conozco! ¿Y cómo es? ¿Sigue o es así cortita? La estuve buscando en YouTube para saber la entonación, pero no me fue bien. Por favor, danos más datos!
      Muchas gracias y saludos :)

  18. Hola Astrid, asi se llama mi hija tambien. Hay una cancion que ando buscando desde hace muchisimos anos, dice asi la letra: estos eran cuatro gatos, cuatro. Cada gato en su rincon, en su rincon. Cada gato ve tres gatos, adivinen cuantos son? No senores, no no, no, si snores, sisi si si. Trejs por cuatro doce son, tres por cuatro doce son y doce gatos son. No senor, si senor, no senor, si senor. No, no, no, no, no. Si, si, si, si si si, si…pero me falta una parte. Dice algo asi como: por favor, silencio pido…..Esta cancion era para practicar solfeo en los cincuenta.

    • Hola Betty,
      Estuve buscando la canción que me escribes, pero no encontré nada más :( Incluso, sólo hallé la primera parte como adivinanza, no como canción. ¡Me encantaría poder incluirla completa! Por favor, si la recuerdas, compártela nuevamente con nosotros. Un abrazo para ti y saludos para mi tocaya 😉

      Astrid

¿Aportes? ¿Comentarios acerca de estos lectoaperitivos? Por favor, déjalos aquí: